//Otra condena más por la preferentes. Esta vez en Benidorm

Las sentencias firmes son aquellas que no cabe recurrirlas ante otra instancia judicial y en este caso así ha sido la dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Benidorm.
En el año 2009 Caja España-Duero vendió a  una jubilada 2.600 títulos de participaciones preferentes, que traducido a euros eran exactamente 260.000 euros, sin realizar a la misma el test de idoneidad ni darle un periodo de reflexión para que pudiese informarse del riesgo del producto que adquiría.
Se une a todo lo anterior que la clienta una señora de 75 años se encontraba en un momento delicado y triste de su vida pues acababa de fallecer su esposo, aceptando confiada el consejo que le ofrecía el director del banco como una opción ventajosa para invertir sus únicos ahorros de toda la vida.
La condena a Caja España-Duero, antes denominada Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, ha ratificado una vez mas que la magistratura viene sentenciando la mayor parte de las veces a favor de los demandantes afectados por las preferentes.
Normalmente las sentencias de los preferentistas a mas de retornar la inversión, obligan a la entidad bancaria a abonar los intereses y las costas judiciales.
Aconsejamos a todos aquellos que pudiesen estar en situación parecida a consultar a un gabinete de abogados, como pueda ser en Valencia ALITER Abogados, para iniciar la oportuna demanda judicial en defensa de sus legítimos intereses.

Otra condena más por la preferentes. Esta vez en Benidorm
Califica esta publicación

2017-05-29T12:16:32+00:00 29 enero 2014|Noticias|0 comentarios

Deje su comentario