Impugnar Testamento 2018-07-24T10:42:48+00:00

Impugnar Testamento 📑

Abogados Expertos en Herencias. ⚖ Consulta GRATUITA

Impugnar un testamento: todo lo que tienes que saber 👍

El fallecimiento de un familiar es un suceso muy doloroso, sobre todo si se trataba de una persona cercana a ti y con la que has compartido momentos importantes. Pero, si cabe, aún es más doloroso ver cómo en su testamento se estipula una división de los bienes que te perjudica directamente. Es por esta razón que muchas personas deciden impugnar un testamento.

Pero claro, ante esta acción existe muchísimo desconocimiento. Es normal que nunca te hayas encontrado un caso similar en tu entorno y que no sepas muy bien cómo has de proceder.

Por este motivo, en este artículo queremos exponerte toda la información necesaria para que puedas entender perfectamente en qué consiste esta impugnación.

impugnar testamento, abogados herencias

testamento
FORMULARIO CONSULTA GRATUITA

TESTAMENTOS

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Ciudad o provincia (requerido)

Asunto

Su mensaje

Acepto la política de privacidad , recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

¿Qué es la impugnación de un testamento?

Esta impugnación es un acto que lleva a cabo alguno o varios de los herederos para intentar anular la validez de este documento. Normalmente, esto suele hacerse porque los bienes se han repartido de forma irregular, alguien ha sido desheredado sin motivo aparente o cualquier otra irregularidad que pueda aparecer tras la lectura del mismo.

Pues bien, básicamente, cuando alguno de los herederos está descontento con el resultado del mismo o piensa que ha existido alguna irregularidad, puede tratar de impugnarlo. Si este proceso resulta favorable, el documento quedaría considerado nulo y se procedería a un nuevo reparto de los bienes.

Así pues, en resumidas cuentas, esta acción lo que busca es acabar con la validez del testamento evitando que la repartición que en él se recogía se lleve a cabo. O bien, en caso de que ya se haya hecho efectiva, se deshaga para su reajuste.

Consulte a un Abogado Experto en Herencias

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Ciudad o provincia (requerido)

Asunto

Su mensaje

Acepto la política de privacidad , recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

¿Se puede impugnar un testamento?

Obviamente, sí. Es posible impugnar el testamento si por cualquier motivo algún heredero se encuentra insatisfecho con el reparto. No obstante, para poder hacerlo se tienen que cumplir una serie de requisitos.

En primer lugar, quien quiera impugnarlo tendrá que ser un heredero legal o un heredero favorecido por un testamento anterior. Si se es alguien ajeno completamente al documento y no tiene lazos familiares directos con el fallecido, no podrá impugnarlo.

Por otro lado, cabe destacar que aquellos herederos que hayan reconocido la validez del documento no podrán tampoco impugnarlo. Esto puede hacerse de manera explícita firmando algún documento o de manera implícita aceptando la herencia que les corresponde. Así pues, quien quiera impugnar el documento no podrá aceptar su parte de la herencia hasta que el caso esté resuelto.

Razones para impugnar un testamento

Ahora que sabes qué implica la desestimación de este documento y quiénes pueden llevarlo a cabo, vamos a explicarte las razones que justifican este acto. Esto no puede hacerse por cualquier motivo. Por el contrario, el intento de denegación debe estar apoyado por unas razones concretas que justifiquen que se han cometido irregularidades durante la redacción del legado.

Lo primero que has de saber es que si no se ha incumplido ninguna formalidad recogida en la ley no se podrá hacer la desestimación. De esta manera, algunas de las razones que sí justifican esta acción son las siguientes.

El testador no tenía capacidad para redactar un testamento

Esto ocurre cuando el fallecido tenía menos de 14 años ya que es a partir de esa edad cuando se considera válido este tipo de documento.

El segundo motivo es que la persona fallecida tuviera problemas mentales que anulasen su juicio. Es decir, que si sus capacidades mentales estaban mermadas y le era imposible saber lo que estaba haciendo, este legado sería nulo.

Si este fuera el caso, habría que justificar esta incapacidad por medio de algún tipo de certificado médico. En dicho informe debe reconocerse que la persona fallecida sufría un tipo de incapacidad para actuar conscientemente.

Que se hiciera bajo engaño o coacción

Esto implica que en la voluntad del testador existían condicionantes que podrían haberle hecho registrar algo que no era su verdadera voluntad. Así pues, si presientes que la persona fallecida ha podido ser engañada, coaccionada o presionada a la hora de redactar su testamento, podría rebatirlo sin ningún problema.

No obstante, estos casos son complejos de demostrar en un tribunal. Aunque en ningún momento sería imposible hacerlo.

Cuando se ha incumplido lo estipulado en el Código Civil

El registro de un testamento se rige por el Código Civil. Esta norma estipula formalidades muy concisas y estrictas que han de cumplirse para que un documento de esta índole se considere legal.

Así pues, se pueden haber dado irregularidades que invaliden la declaración de últimas voluntades. Algunos ejemplos son los siguientes:

– Cuando no se haya realizado ante un notario y con testigos. Si la persona acudió sola al notario para hacer o modificar sus últimas voluntades, esto es completamente ilegal y podrás refutarlo sin ningún problema.

– Cuando en el testamento ológrafo no se establece una fecha concreta.

– Cuando el documento es mancomunado. Esto significa que dos personas realizan el testamento en un mismo documento. Esto está prohibido y es motivo suficiente para impugnar este documento.

– Desheredación injusta: si el testador te deshereda injustamente podrás también rebatirlo. Para que se considere injusto no deben haberse dado los siguientes casos: maltrato psicológico o físico, intento de asesinar al testador o la denegación de comida.

– No respetar las cuotas de la legítima: es decir, que los “herederos forzosos” reciban una cantidad inferior a la que le corresponde por ley según la legítima. Así pues, si eres un heredero forzoso y la cantidad que has heredado no se corresponde con la legítima estarás en tu derecho de impugnar el testamento.

– Preterición: este caso implica que el testador deja fuera del testamento a algún “heredero forzoso”. En este caso se podrá impugnar el testamento para que el reparto respete la cuantía legítima que le pertenece. Si este es tu caso, no dudes en oponerte a la ejecución del legado.

De esta manera, si no se da ninguna de estas situaciones, no te será posible rehusar el testamento de tu familiar. No obstante, las causas son bastante concisas y amplias, por lo que en es muy posible que alguna de las irregularidades o problemas que puedas observar se den.

Plazo para impugnar un testamento

Otra de las cuestiones que debes tener en cuenta si estás pensando en desestimar un testamento es el plazo del que dispones. En primera instancia, esto no es algo preocupante ya que dispondrás de 15 años antes de que prescriba el plazo.

Pero claro, has de tener en cuenta que esto conllevará un proceso judicial que puede alargarse en el tiempo. Por tanto, lo ideal es hacerlo lo antes posible para evitar cualquier desavenencia.

Por último, hay que aclarar que este plazo comenzará a contar a partir del momento en el que la desestimación se pudo llevar a cabo. Esto es, desde que se produjese el deceso del testador o desde que obtuviste la copia autorizada del testamento al que quieres oponerte.

Por tanto, aunque el plazo para hacerlo es bastante extenso, lo ideal es no dejarlo pasar. Sobre todo si te encuentras descontento con la repartición de los bienes o si crees que ha habido alguna irregularidad, lo mejor es ponerse manos a la obra lo antes posible para poder acelerar los trámites judiciales al máximo.

Pasos a seguir para impugnar un testamento

El procedimiento para llevar a cabo la impugnación de un testamento puede ser objeto de confusión y desconocimiento para ti. Como es obvio, esta no es una información que se necesita hasta llegado el momento. Por ello, la sensación de confusión suele ser una de las protagonistas en estos casos.

Abogados herencias Valencia

Consulte a un Abogado para Impugnar

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Ciudad o provincia (requerido)

Asunto

Su mensaje

Acepto la política de privacidad , recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

Ya es bastante duro para cualquier persona afrontar el fallecimiento de un familiar como para también sentirse tan desorientado ante un suceso de tal calibre como es el descontento ante la lectura del certificado de últimas voluntades. Pero no tienes de qué preocuparte ya que a continuación te vamos a explicar paso a paso que tienes que hacer para desestimar este documento.

Presentación de la demanda

Lo primero que tendrás que hacer es presentar una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia de la provincia donde viviese la persona fallecida. Para esto tendrás que contar con la representación y defensa de un abogado y un procurador.

Resolución de la admisión

Una vez que hayas presentado la demanda, el juzgado estudiará el caso para resolver si el trámite se admite o se desestima. Normalmente, al haber contado con el asesoramiento de un abogado, esta demanda es aceptada.

Esto se debe, principalmente, a que si no hay razones suficientes el abogado te lo dirá antes de que se presente la demanda.

Notificación a los demandados

En este punto tenemos que aclararte lo siguiente. Las personas demandadas serán todas aquellas que sí han sido favorecidas por el certificado de últimas voluntades. Dichas personas dispondrán de un plazo de 20 días para contestar a la demanda.

Audiencia previa

Tras la contestación de la demanda se cita a todas las partes para celebrar una audiencia previa al juicio. La citación se ha de otorgar en un plazo máximo de 20 días tras la contestación de los demandados. Generalmente, el motivo de esta audiencia es la de llegar a un acuerdo entre las partes para evitar el juicio.

Juicio

Tras la celebración de la audiencia previa, si no se ha llegado a un acuerdo el caso quedará visto para juicio. La citación para este encuentro puede tardar bastante tiempo, lo cual da tiempo para preparar toda la documentación y argumentación de la defensa.

Durante este encuentro se expondrán las conclusiones de cada parte. Y entonces los jueces estimarán el reparto que se considere oportuno.

Sentencia

Una vez que los jueces hayan deliberado se dictará una sentencia en la que se impugne o no el testamento. Pero además, este testamento podrá ser impugnado al completo o en parte.

¿Cuanto cuesta impugnar un testamento?

Si hay algo que debes tener en cuenta antes de embarcarte en la impugnación de las últimas voluntades de un familiar es que te supondrá un coste. Aunque la interposición de la demanda en sí no tendrá por qué conllevar un coste, para hacerla deberás contar con los servicios de un abogado y un procurador.

Además de esto, lo más normal es que antes de presentar la demanda se lleve a cabo un estudio del caso por parte del jurista. Esto es, tendrás que expresarle lo que ha pasado y presentarle todas las pruebas que justifiquen la demanda de impugnación.

Ante esto, este profesional del derecho deberá dedicarle varias horas de estudio al caso para poder expresarte si la demanda tiene posibilidades de ser admitida y ganada. En caso de que no existan estas posibilidades, el jurista te lo dejará claro para que descartes esta idea. No obstante, esta investigación deberá ser abonada por tu parte.

Por otro lado, también tienes que pensar en el coste psicológico de todo esto. Tendrás que ponerte en contra del resto de herederos y esto puede ser duro para ti ya que seguramente sean familiares cercanos. Esto puede suponer una fractura irreparable en tu familia que probablemente te cueste asumir.

Y, por último, también hay que mencionar la posibilidad de perder el juicio. En este caso, te verás obligado a pagar los honorarios de los abogados y procuradores, las costas del juicio y todo ello sin que haya supuesto un beneficio económico para ti ya que el testamento quedará como esté.

Todos estos son factores que has de valorar a la hora de decidir si impugnar o no. Ante todo, debes estar muy seguro de que se ha producido una irregularidad para meterte en este procedimiento. De lo contrario, las consecuencias para ti podrían ser nefastas.

Lucha por la justicia

En cualquier caso, si tienes claro que en la redacción del testamento se ha producido una ilegalidad y que lo que en él se recoge no son las últimas voluntades de tu familiar, no dudes en refutarlo. Ante todo, cuando un ser querido fallece lo que queremos es que todo sea como más le hubiese gustado.

Por tanto, si crees que se han cometido irregularidades no dudes en impugnar el testamento y luchar porque se haga justicia y se cumpla la verdadera voluntad de tu familiar. Todo ello acudiendo a profesionales expertos que puedan asesorarte como es debido.

Impugnar Testamento
5 (100%) 7 votos