ASNEF – EQUIFAX

¿Tienes muchas deudas? Te contamos cómo puedes mejorar tu solvencia financiera. 

Puede descargar el archivo para saber si esta en el ASNEF

Descargue el archivo de ASNEF

ASNEF-EQUIFAX. Encontrarse en una lista de morosos o impagados es algo que sucede con más asiduidad de la deseada. En algunas ocasiones esto ocurre por un olvido o un descuido a la hora de realizar el pago de un servicio o factura. Otras, por no estar de acuerdo con la empresa que ha emitido la factura, por ejemplo, una operadora de teléfono. En cualquier caso, resulta desagradable encontrarse en ASNEF, ya que conlleva importantes consecuencias.

¿Qué es ASNEF – EQUIFAX?

ASNEF o ASNEF-EQUIFAX es una base de datos que contiene información sobre las personas morosas. Al ser la más grande de España y la más consultada, tanto las empresas como las entidades financieras la actualizan de manera continua. De esta forma, evitan cualquier riesgo a nivel financiero.

Sus siglas se refieren a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito. Este registro incluye información sobre impagados tanto de personas físicas como jurídicas. La información es aportada por todos los miembros adheridos o asociados a este fichero. El mismo permite que tanto los bancos como las compañías telefónicas puedan consultar los antecedentes de impagos de sus posibles clientes.

Este fichero crece una media de 200.000 personas cada mes. Puede parecer una cifra desorbitada que puede hacer pensar que España es un país de morosos, pero en realidad no es así. Para entrar en su listado no es necesario deber cifras elevadas. Basta por ejemplo con que al dejar el piso de alquiler y finalizar el contrato con la compañía de luz, se piense que está todo liquidado y falta una única factura por pagar.

La notificación es probable que no llegue al nuevo hogar, ya que las notificaciones las hacen por correo postal. Como consecuencia este pago se queda en el limbo y la compañía introducirá el nombre del deudor en el asnef. Y todo ello sin que el moroso lo llegue a saber. Hasta que en un momento dado tenga que pedir una hipoteca o financiación en el banco, solicitar una tarjeta o darse de alta en una compañía de teléfono. Esto quiere decir, que probablemente, un elevado porcentaje de personas que se encuentran en estas listas de morosos, ni siquiera lo saben y se han convertido en morosos por un pequeño descuido.

¿Qué es la morosidad?

Se conoce como morosidad a aquella práctica en la que cualquier persona jurídica o física deudora, no cumple con un pago cuando vence una obligación. De forma general, se adquiere la condición de moroso cuando la misma no se afronta al vencimiento por parte de una organización o persona.

Un moroso es una persona que presenta o acusa morosidad y que necesita un documento contractual, ya sea una factura, cheque, contrato o cualquier otro documento de cobro, donde estén reflejadas todas las condiciones y las fechas de cobro y pago entre las dos partes. De ahí, que no se pueda decir que cualquier persona que no afronta sus obligaciones es un moroso.

Para calcular la morosidad, se necesita saber la tasa para conocer la situación y la calidad de una entidad. La misma puede ser la banca, la Administración Pública, empresas o personas. Dicha tasa se debe calcular dividiendo la cuantía de los créditos morosos. Esto es, los que ya han pasado la fecha de su vencimiento, entre la cuantía total de los créditos que se posean. Por eso es importante diferenciar entre mora y fallo.

La morosidad solamente significa una demora en las obligaciones, mientras que un crédito fallido o incobrable es aquel con valor depreciado. En este caso no hay posibilidad alguna de asumir la deuda, bien por negligencia o por quiebra. Para proteger las transacciones y el mercado de cualquier situación de morosidad, hay registros públicos en los que se incluyen a las personas y empresas que tienen la condición de morosos: además del Asnef, también podemos encontrar el Experian Bureau de Crédito o el fichero badexcug, de los que luego hablaremos un poco más. El motivo es para denegarles posibles futuras transacciones y financiaciones y no extender de esta manera los impagos.

asnef equifax, telefono asnef
Formulario Consulta Gratuita

Rellenar para poder descargar archivo y  saber si esta en el ASNEF

    , quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

    Información básica sobre protección de datos:
    Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

    “En la mayoría de los casos hay una solución para salir de las deudas”



    ¿Cuáles son las listas de morosos que funcionan en España?

    Aunque el fichero principal de morosos en nuestro país es Asnef-Exquifax, existen otros que también son muy utilizados. Uno de ellos es Badexcug. En él se recoge toda la información relacionada con los incumplimientos de pago ya sea de personas jurídicas como naturales. RAI por otro lado, se encuentra especializado en impagos provocados por personas jurídicas.

    En FIM o fichero de inquilinos morosos se recoge toda la información relativa a alquileres impagados, siendo uno de los menos conocidos pero más útiles. También está CIRBE o Central de Información de Riesgos del Banco de España, aunque no es un fichero de morosos exactamente, sino de riesgos crediticios.

    Consulte a un Abogado Experto en ASNEF – EQUIFAX

      , quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

      Información básica sobre protección de datos:
      Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

      ¿Por qué todavía no se sabe si alguien está en ASNEF?

      La manera en la que este fichero comunica los datos no está definida por ley de forma clara. La norma solamente indica que la notificación tiene que realizarse a través de un “medio fehaciente”. Y la forma escogida por este registro es el correo ordinario, por lo que en numerosas ocasiones las personas morosas no llegan ni siquiera a enterarse de su inscripción en el mismo.

      El motivo es que desde que se origina la deuda hasta que ingresa en el fichero, transcurre un período de tiempo durante el cual el moroso ha podido cambiarse de domicilio. También es posible que tenga varias direcciones, de tal manera que el organismo haya cumplido con su obligación por ley de notificar, pero no en la dirección correcta.

      Descargue el archivo de ASNEF

      ¿Hay una deuda mínima para ingresar en esta lista de morosos?

      No. Tanto si se trata de una deuda pequeña o un importe que sea considerable, se puede recaer en el listado si la deuda ha vencido, está cuantificada y es exigible. Esto sucede cuando el vencimiento tiene al menos una antigüedad de cuatro meses. Es decir, da igual si es una deuda de 20 € o de 100.000 €. Si ha vencido este período, pueden incluirte en ASNEF.

      asnef equifax

      Requisitos que tienen que cumplir los acreedores para incluir a alguien en ASNEF

      Aparte de que la deuda tiene que haber vencido como mínimo cuatro meses antes, hay más requisitos formales que tienen que cumplirse para poder incluir a alguien en este registro. Una de ellas es que el acreedor tiene que reclamar el pago de la deuda de una forma fehaciente. Esto es, mediante un burofax. En la comunicación tiene que informarse de que de no ser abonada, se procederá a la inclusión en el fichero. En cualquier caso, la deuda no tiene que tener una antigüedad de más de seis años y tiene que ser veraz. Ante esta notificación se pueden presentar alegaciones negando la existencia de la deuda, el error en el importe o que ya está vencida.

      Si no se presentan alegaciones ni se ha producido el pago, se procederá a la inscripción y el propio fichero será el que debe avisar en un plazo no superior a 30 días. De nuevo se pueden formular alegaciones si la deuda no es cierta, está saldada, etc. El fichero las trasladará a la empresa encargada de ceder los datos para que de una respuesta. Si procede, podrá ordenar que se cancelen los datos, que se rectifiquen o que se mantenga la inscripción.

      Si se puede acreditar que se ha realizado la inscripción en el fichero de manera indebida, se puede denunciar la actuación a la Agencia Española de Protección de Datos. Todo ello sin perjuicio de comenzar las acciones pertinentes legales por vulneración del derecho al honor. No en vano, aparecer ante terceros como un moroso sin serlo, implica poder solicitar una indemnización que variará dependiendo del tiempo que se haya estado inscrito y el número de consultas que se hayan realizado. La demanda puede interponerse en un plazo de cuatro años desde el momento en que se conoce la indebida inscripción en el fichero. La denuncia ante la AEPD puede variar en plazo dependiendo de la gravedad de la infracción que se haya cometido.



      ¿Cómo saber si estoy en ASNEF?

      Puede resultar algo complicado consultar la lista ASNEF si no se cuenta con la referencia oportuna. Para saberlo hay que comenzar un proceso burocrático que puede durar desde unos días hasta más de un mes. Primeramente, si la empresa notifica un impago, normalmente propone un plazo para saldar la deuda. Si transcurrido ese tiempo no se ha pagado, entonces procederá a enviar los datos al fichero. Si no se ha recibido ninguna notificación por parte del Asnef, existen varias opciones para poder averiguarlo.

      Una es preguntar al banco directamente. Sin ningún tipo de coste, se puede hacer la consulta al fichero para ver si se figura en el mismo o no. Si no se tiene demasiada confianza en la entidad bancaria, se puede optar por solicitar un préstamo ficticio. Es decir, se realiza una solicitud para que si la deniegan, preguntar si el motivo es estar inscrito en una lista de morosos.

      Pero sin duda, la opción más sencilla y directa es consultar en la propia web del Asnef. Se trata de un proceso completamente gratuito aunque algo largo. No en vano, lleva como mínimo diez días de espera. En este caso, solo es necesario rellenar online un formulario y esperar que verifiquen los datos. Transcurrido ese tiempo, se podrá consultar el fichero con la referencia facilitada y acceder a toda la información que se haya registrado.

      La referencia figura siempre en la carta enviada por Asnef para notificar la inclusión en la base de datos. En el caso de no haber recibido la carta no se puede contar con el número de la incidencia, por lo que será necesario enviar un mail o una carta certificada con acuse de recibo en la que se solicita el derecho de acceso. En ambos casos debe aparecer el nombre y apellidos de la persona interesada o la razón social de la empresa.

      El DNI, CIF o NIF también será necesario de igual manera que la dirección a la que se tiene que remitir la respuesta. Fecha de envío y la firma junto con una fotocopia del DNI deberán remitirse bien a sac@equifax.es o al apartado de correos 10564, 28080 Madrid. Unos días después, no más de treinta por ley, Asnef tiene que responder y notificar si se está incluido en su lista.

      Descargue el archivo de ASNEF

      ¿Qué datos se conocen al conseguir acceder al fichero?

      Una vez se logra acceder al registro, los datos que se van a conocer son: la entidad que ha incluido a la persona en cuestión en la lista. El importe que se adeuda, la fecha de alta en este fichero y quién ha estado consultando los datos en la base.

      Consecuencias de estar en ASNEF

      Estar inscrito en el fichero Asnef trae numerosas desventajas. Una de ellas es que dificulta considerablemente el acceso a cualquier tipo de financiación. Incluso los conocidos como créditos rápidos, o los microcréditos online, llegan a ofrecer una cantidad de dinero menor a aquellos clientes que figuran oficialmente en la lista de morosos. Si se ha terminado en este listado por problemas a la hora de gestionar el dinero, hay que intentar tomar medidas cuanto antes para que la situación no se agrave según vaya pasando el tiempo.

      ¿Cómo salir de la lista ASNEF?

      La manera más rápida de salir de asnef es pagar completamente la deuda por la que se está en esta lista. Una vez se haya saldado, la empresa a la que se debe el dinero tiene que notificar al fichero que la deuda está totalmente liquidada por lo que los datos que en su día se incluyeron, tienen que salir ya del fichero.

      Puede suceder que incluso habiendo pagado toda la deuda, se siga figurando en el registro. En este caso, lo que hay que hacer cuanto antes es contactar con Asnef y solicitar que den de baja los datos incluidos. Será necesario aportar el comprobante del pago a la hora de presentar la solicitud.

      Si no se paga la deuda, la única manera de salir de la lista de morosos es esperar seis años. Por ley, una vez transcurrido este tiempo, se debe dar de baja de manera automática los datos de cualquier persona morosa. Sin embargo, puede suceder que por un error a nivel administrativo, se siga apareciendo en este registro alguien que hace seis años contrajo una deuda. En este caso, se puede reclamar indemnización por perjuicios por los problemas que se hayan podido ocasionar al permanecer en este fichero.

      Descargue el archivo de ASNEF

      Inclusión indebida en Asnef

      Puede ocurrir que sin tener ningún tipo de deudas alguien haya sido inscrito en Asnef. Se trata de un error bastante grave que puede traer consecuencias en la vida de la persona que lo sufre. También en los negocios en caso de ser autónomo o encontrarse al frente de una empresa.

      En este caso, hay que contactar cuanto antes con Asnef para solicitar la cancelación de todos los datos. Si la petición no es aceptada, se puede acudir incluso a los tribunales y solicitar una indemnización por el daño causado. De hecho, existe ya jurisprudencia en el Tribunal Supremo de este tema. Por lo que hay muchas posibilidades de que se reconozca el derecho a ser recompensado económicamente además de borrarse los datos del fichero.



      Minicreditos con Asnef

      Minicreditos rápidos con ASNEF. Aún estando en el Asnef, es posible que sea necesario solicitar un préstamo en un momento dado. Y probablemente se tengan numerosas dificultades a la hora de conseguirlo al estar incluido en este fichero, por muy pequeña que sea la cantidad que se deba. Si se ha sufrido algún retraso a la hora de pagar la factura de la luz o del teléfono por ejemplo, y por este motivo se está incluido en la lista asnef, no hay que perder la esperanza.

      No en vano, existen microcréditos con ASNEF que se conceden incluso estando en el ASNEF-EQUIFAX. Solo hay que indicar el dinero que se necesita y el tiempo en el que se pretende devolverlo. Una vez se haya estudiado la solicitud, se puede disponer de una pequeña cantidad de dinero para solucionar cualquier problema de liquidez inmediata sin importar que se pertenezca a este fichero.



      ¿Qué es el fichero Asnef empresas?

      Este fichero de información de carácter no restringido y de solvencia en diferentes sectores, contiene todos los datos relativos al incumplimiento y cumplimiento de obligaciones dinerarias de empresarios individuales, personas jurídicas o autónomos. Eso sí, solamente en el ámbito exclusivo de su actividad empresarial o profesional que mantengan deudas vencidas, exigibles y ciertas provocadas por operaciones comerciales.

      En este fichero puede entrar cualquier empresa aunque la misma no haya reconocido su deuda. Esta es la diferencia principal con el RAI. Este último se trata de otro fichero de morosos, pero se centra solamente en el impago después de haber intervenido un documento en el proceso. Por ejemplo, un cheque, un pagaré o una letra de cambio. Es decir, en cierto momento durante el proceso de pago, la empresa llegó a reconocer a otra con alguno de dichos documentos, la obligación de pagar la cantidad referida en ellos. Después, no pagó por lo que se le denunciaría y se le incluiría en el RAI.

      Sin embargo, en Asnef basta con una simple factura para estar incluido en su listado. Si se emite una factura y no se abona, el que no ha pagado puede ir a este fichero independientemente de si se ha reconocido o no la deuda. Es decir, el que ha sido incluido en el RAI es una empresa morosa con garantía de serlo, mientras que la entidad que se encuentre en asnef, no, ya que existe la posibilidad de que la deuda que se exige no sea justa.

      ¿Cuáles son las entidades que pueden consultar los datos en Asnef empresas?

      Asnef empresas no se encuentra restringido en la participación por lo que puede ser consultado por aquellas personas físicas o empresas que en su condición de profesionales o empresarios, se adhieran a él. En cualquier caso, deben cumplir las normas y las obligaciones del Reglamente del fichero de asnef empresas.



      ¿Qué empresas pueden meter a una empresa o persona física en asnef?

      Solamente se pueden incluir en este fichero las presuntas deudas de clientes de las empresas asociadas. Estas son bancos y entidades financieras, aseguradoras, empresas de telecomunicaciones, empresas de suministros de electricidad, agua, gas, etc., editoriales, entidades de renting y fondos buitre.

      La Ley Orgánica de Protección de Datos encargada de proteger los derechos de todos los ciudadanos, contempla diferentes maneras de salir de los ficheros sin necesidad de pagar la deuda. Un ejemplo es la Ley de Segunda Oportunidad. Este es uno de los métodos que algunas empresas usan para ayudar a aquellas personas que figuran en una lista de morosos.

      Esta nueva ley permite que tanto una persona jurídica como física pueda salir adelante aún teniendo sobre su espalda una deuda importante y bastante difícil de asumir. Como su nombre indica, esta ley conocida también como “beneficio de exoneración el pasivo insatisfecho” (BEPI), perdona deudas de cualquier persona particular que no consigue asumir su pago.

      Esta ley es la mejor opción para solucionar los problemas cuanto antes. Para ello se deben liquidar todos los activos y la vivienda en caso de tenerla en propiedad. De cualquier forma se iba a perder igual. Una vez se ha seguido este paso si continúa habiendo deuda, quedará exonerada. La ley está basada en un principio económico imprescindible: asumir el golpe de haber sufrido un fracaso económico y ver una nueva oportunidad para comenzar desde cero.

      De igual manera que sucedía con la anterior Ley Concursal, la cual permitía que las empresas pudieran zanjar sus deudas, la Ley de Segunda Oportunidad agrega la novedad de permitir que los particulares también se puedan acoger al mismo principio. El aspecto más sobresaliente de esto es conseguir sanear las finanzas y hacer posible la supervivencia de la economía de cada hogar. Además permite salir del asnef y de cualquier otro fichero de morosidad. Esto hace que en un futuro se pueda volver a solicitar financiación o incluso contratar una línea de teléfono.

      Ahora bien, ¿es definitiva la salida? No, ya que el proceso por el que una persona o empresa puede desaparecer de la lista sin pagar su deuda, conocido como baja cautelar, es en realidad una salida temporal. Esta no implica que la deuda contraída vaya a desaparecer. Simplemente que los datos van a dejar de estar en estos ficheros por un determinado período de tiempo, que normalmente suele ser un mes.

      Entonces, ¿de qué sirve dicha baja cautelar? Por ejemplo, si se está buscando financiación, ya sea un préstamo o una tarjeta de crédito y se está en una lista de morosos, cualquier entidad financiera denegará la operación. En este caso la baja cautelar puede servir para que cuando el nombre haya desaparecido de las listas temporalmente, se pueda solicitar el préstamo sin que este sea denegado al aparecer en asnef.

      Descargue el archivo de ASNEF


      Cómo actuar ante una suplantación de identidad o una contratación fraudulenta

      En caso de haber sido víctima de una usurpación o suplantación de identidad o de una contratación fraudulenta, motivo por el cual los datos de cualquier persona o empresa aparecen en la lista de morosos, hay que actuar cuanto antes. Para ello hay que realizar una solicitud por escrito y enviar una copia del justificante de la denuncia presentada ante el organismo público correspondiente, como por ejemplo el Cuerpo Nacional de la Policía, junto con copia igualmente del NIF al mail sac@equifax.es para poder llevar a cabo el ejercicio de Derechos.

      De hecho, asnef cuenta con un servicio totalmente gratuito a disposición de cualquier ciudadano, para luchar contra la suplantación y prevenir el uso fraudulento de los datos personales por terceros. De esta manera se evitan los perjuicios que se pueden ocasiones con el uso de esos datos por ejemplo, en solicitudes de financiación.



      Cómo saber si se está en Asnef con ayuda de una empresa especializada

      La forma más rápida y cómoda de saber si se está incluido en el fichero Asnef es mediante empresas que se dedican a ello. Gracias a los abogados expertos en este tema, se puede averiguar si se pertenece a la lista e incluso borrar los datos de la misma siempre que sea posible. Aunque en realidad es un trámite que se puede hacer personalmente, delegarlo en un profesional suele ser más rápido, cómodo y sobre todo efectivo.

      Como ya se ha comentado, el asnef no es el único sistema de información crediticia que está operando en España. De modo que un abogado especializado en morosidad será capaz de rastrear cuáles son los ficheros en los que aparece una persona o empresa para eliminar sus datos a la vez de todos ellos.

      Hay que tener en cuenta que cada fichero cuenta con un proceso propio de exclusión. Sin embargo, los requisitos para salir de ellos suelen ser muy similares. Es decir, que no exista la deuda reclamada, ya sea por un error administrativo, porque se haya pagado o porque se haya sufrido una suplantación en la identidad.

      En el caso de tener una deuda real, el experto puede ayudar a refinanciarla, reestructurarla y cancelarla. De esta manera se puede llegar a sanear la situación financiera por muy complicada que parezca. Esto suele ser un trabajo algo más complejo ya que habrá que negociar con los acreedores para conseguir un acuerdo que resulte lo más favorable posible a las dos partes. De hecho, en numerosas ocasiones el acreedor prefiere hacer una pequeña rebaja en la deuda y cobrar menos cantidad, que arriesgarse a no recibir ni un solo duro

      El precio de cualquiera de estos trámites va a variar dependiendo de lo que haya que llevar a cabo. Por ejemplo, si es necesario proceder con la Ley Segunda Oportunidad, las tarifas subirán más que si solamente debe contactar con el acreedor. Si hay que acudir a los tribunales por estafas, fraudes o suplantación de la identidad, supondrá un coste extra que va a depender de las circunstancias de cada caso.

      En caso de poder exigir una indemnización, es frecuente que el abogado especialista en estos temas cobre un porcentaje de la cantidad que se reciba. En definitiva, los precios van a depender siempre de las circunstancias y del alcance de las operaciones. Si simplemente es necesario investigar en qué ficheros se encuentra alguien y solicitar la salida del mismo, un profesional que conozca cuáles son los trámites a realizar no cobrará demasiado dinero.

      Pero si hay que pedir una cierta cantidad de dinero por los daños causados al estar incluido en este tipo de ficheros, solicitar la ley Segunda Oportunidad o presentar una querella, se necesitará la asistencia de un abogado especialista en salir del ASNEF. De hecho, sus conocimientos de derecho civil, penal o mercantil, dependiendo de cada caso, van a ser claves para conseguir el éxito en este proceso. En estos casos, las tarifas aumentarán pero tendrás la seguridad de que tu situación financiera se saneará por completo y podrás volver a empezar desde cero.

      Descargue el archivo de ASNEF