Cinco casos llamativos de condenas por ventas de preferentes

Inicio/Noticias/Cinco casos llamativos de condenas por ventas de preferentes

El último se conoció la pasada semana. El juzgado de Primera Instancia número 27 de Valencia ha anulado un contrato de compraventa de preferentes realizado por una clienta de Bankia y el posterior canje por acciones realizado en marzo de 2012, de modo que la entidad financiera deberá devolver 30.000 euros.

Según el contenido de la sentencia, facilitada por el despacho de abogados Avanzac, la nulidad tanto de las órdenes de compra como del posterior canje por acciones se fundamenta en la falta de deber de información exigible a Bankia.

La afectada es una mujer de 82 años, escasa formación y con dificultades de movimiento y audición, viuda y con una pensión de 550 euros mensuales y, según la sentencia, “sin conocimientos financieros ni de contratación bancaria”.

La mujer pidió depositar 120.000 euros obtenidos tras la venta de un piso en un plazo fijo para poder disponer del dinero cuando ella considerase, pero en la entidad le aconsejaron que no lo depositara todo y que adquiriese 30.000 euros de obligaciones subordinadas, “con la creencia de que estaba garantizado y que podría disponer de liquidez inmediata”.

CON DEMENCIA, ALZHEIMER Y 78 AÑOS

El Juzgado de Primera Instancia nº2 de Santander ha declarado la “nulidad absoluta” de los contratos suscritos por tres clientes de participaciones preferentes de Caja Cantabria y ha condenado a Liberbank a restituir las cantidades invertidas, que ascienden a 67.000 euros, más los intereses devengados desde la firma de los contratos.

Las tres personas tenían 78, 75 y 74 años en el momento de la compra de las preferentes y una de ellas padecía una demencia que “apenas dos años después” de firmar el contrato derivó en un diagnóstico de alzheimer.

En la sentencia, fechada el pasado 4 de julio, el juez Jaime Francisco Anta González señala que “no es descabellado afirmar que si realmente se hubieran apercibido de donde se metían se hubieran abstenido de firmar, evitando, por así decirlo, quedar atrapados”. Estos tres clientes suscribieron títulos de participaciones preferentes de Caja Cantabria por importe de 40.000 euros en mayo de 2009, y de 6.000 y 21.000 euros en marzo de 2010, respectivamente. Dos de ellos carecían de estudios y la tercera tan sólo contaba con el graduado escolar.

PENSABA QUE FIRMABA UN PLAZO FIJO

Dos sentencias, una en Xinzo de Limia (Ourense) y otra en Santiago de Compostela obligan a Novagalicia Banco a devolver más de 100.000 a dos personas a las que vendieron participaciones preferentes.

Según el abogado Juan José Pérez Barreiro, letrado que ha llevado ambas causas, estas sentencias positivas se argumentan nuevamente en la falta de perfil de inversor necesario para comercializar estos productos, a lo que se sumó falta de información.

Tal y como Pérez Barreiro ha explicado a EFE, en el caso de la afectada de Xinzo de Limia, tenía 75 años cuando su dinero fue a parar a preferentes hace siete años.

En ese momento, además de carecer de conocimientos financieros, no le ofrecieron “información precontractual” por lo que pensaba que suscribía un plazo fijo común.

Se habría firmado unilateralmente un contrato sin consentimiento de la demandante. Ahora deben devolverle los 50.154 euros que tenía en estos productos más 6.800 en concepto de intereses durante esos años.

CON 87 AÑOS Y 630 TÍTULOS DE PREFERENTES

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 4 de A Coruña obliga a Novagalicia Banco a devolver 549.000 euros a un hombre de 87 años que llegó a suscribir 630 títulos de participaciones preferentes en 2009, por un valor nominal de 630.000 euros.

El bufete de abogados que llevó la demanda destaca que se trata de la sentencia relativa a este tipo de productos financieros “de mayor importe hasta la fecha en España”.

En concreto, el juez declara la nulidad del contrato y, en consecuencia, obliga a la entidad a que devuelva al demandante 549.000 euros más los intereses legales de dicha cantidad desde el 16 de septiembre de 2009. Este, por su parte, queda obligado a devolver a Novagalicia 101.116 euros y las 549 participaciones preferentes que posee en la actualidad.

invertia.com 29-7-2013

Cinco casos llamativos de condenas por ventas de preferentes
Califica esta publicación

2017-05-29T12:16:39+00:00 7 Agosto 2013|Noticias|0 comentarios

Deje su comentario