//Las quitas reales de las preferentes de Bankia se sitúan ya entre el 50% y el 70%

No ha habido que esperar al martes 28 de mayo. Bankia se ha desplomado en Bolsa y ha perdido de lejos los 1,35 euros por acción a los que se emitirán los títulos con los que se canjearán las preferentes y la deuda subordinada. Ese es el precio también al que entrará el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a través de Banco Financiero y de Ahorros (BFA).

La caída ha sido del 51,4%, hasta 0,68 euros por acción, con lo que la entidad ha perdido también su valor en libros, que se sitúa en el entorno de los 0,9 euros por título. Y eso que todavía no están cotizando las hasta 3.850 millones de acciones –aunque Bankia espera que sean menos, unos 3.600 millones– con los que se canjearán preferentes y deuda subordinada. Estos títulos desembarcarán en el mercado el próximo martes 28 de mayo.

Al precio de cierre de hoy, la minusvalías de los dueños de las preferentes de Caja Madrid, que el próximo martes 28 tendrán en sus cuentas de valores acciones de Bankia, serían del 68,5% respecto a su inversió inicial, y no del 37,2% anunciado por el FROB. Las otras dos emisiones de deuda subordinada comercializadas por Bancaja en 2009 (de 1.000 millones) y por Caja Madrid en 2010 (800 millones) asumirían quitas del 54,7% y no del 10%, el porcentaje que de entrada aplicarán de descuento sobre este tipo de deuda.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha convocado una junta de accionistas el próximo 25 de junio. En ella, Bankia designará a Ernst & Young como auditor de las cuentas para los ejercicios 2013, 2014, 2015, en sustitución de Deloitte. También ha dejado la puerta abierta a ampliar su capital social en hasta un 50% y a emitir convertibles por hasta 5.000 millones de euros.

El que avisa no es traidor. Bankia advirtió en el folleto de las ampliaciones, registrado en la CNMV el viernes 26 de abril, que el número de acciones nuevas que se inyectarán en el mercado derivadas de las ampliaciones podría “afectar negativamente al precio de cotización”. La CNMV, de hecho, incluyó una advertencia explícita: “Las acciones de Bankia, tras la ampliación de capital pueden sufrir una considerable pérdida de valor, como consecuencia de su elevadísimo número y el juego de la oferta y la demanda”, sentenció.

Está claro, como publicó Cinco Días, que ponerse corto ha sido un negocio muy, muy, rentable. Suponía apostar sobre seguro. Desde el cierre del 29 de abril, cuando Bankia concluyó a 11,3 euros por acción, la entidad financiera se ha hundido un 87,6% en el parqué. La mala noticia es que, al menos para los particulares, conseguir títulos de Bankia en préstamo para apostar a la baja era y es imposible: ni había ni hay papel disponible desde hace meses.

Sin embargo, en los registros de posiciones cortas de la CNMV sí consta un hedge fund que ha sacado partido de la progresiva e inexorable caída de Bankia. La gestora británica GLG Partners declaró el 17 de abril –día en que Bankia concluyó a un precio equivalente a unos 12 euros por acción– una posición corta equivalente al 0,52% del capital de la entidad financiera. El porcentaje supone unas 103.700 acciones. Sin ningún tipo de apalancamiento, desde el mencionado precio de cierre y hasta los actuales menos de un euro por acción, las plusvalías superarían los 1,3 millones de euros.

El registro de posiciones cortas del supervisor que preside Elvira Rodríguez, en cualquier caso, solo recoge las apuestas bajistas individuales que superen el 0,5% del capital. En términos agregados, el porcentaje de Bankia en manos bajistas el 17 de mayo era del 0,8% pero igualmente este porcentaje excluye las apuestas inferiores al 0,2% del capital. Los especuladores han podido sacar partido del hundimiento de Bankia son por lo tanto muy superiores; la estrategia es tan sencilla como quedarse por debajo del mencionado umbral del 0,2% a partir del cual hay que informar a la CNMV.

Hoy se conocerá el porcentaje de pequeños accionistas que ha acudido a la ampliación durante el periodo de suscripción preferente, que concluyó el pasado 14 de mayo con la extinción de una vez y para siempre de los derechos. El mercado espera que el porcentaje sea mínimo: la acción desde el precio de OPS (375 euros) el 99,7% y, para mantener el peso, los accionistas habrían tenido que desembolsar unos 537 euros por cada título que tuvieran en su poder.

No pueden conocerse con nombres y apellidos los inversores que han intervenido en el despropósito bursátil de Bankia pero sí pueden detallarse los intermediarios que más han comprado y vendido. Eso sí, es imposible saber sí los brókeres han operado para sus clientes o si han efectuado las operaciones por cuenta propia; es decir, para ellos mismo. En este último caso, las eventuales plusvalías o minusvalías irían directamente a sus cuentas de resultados.

Previsiblemente, el valor terminará de ajustarse en las próximas sesiones, ante la avalancha de papel que recibirá el martes 28 de mayo, cuando llegarán al mercado los hasta 11.760 millones de títulos nuevos. Más de 7.900 provendrán de la ampliación de capital dineraria por 10.700 millones y el resto, de la conversión de preferentes y deuda subordinada por hasta 5.200 millones de euros. Con esta última operación pueden desembarcar en el mercado hasta 3.850 millones de acciones, si bien Bankia espera que el número final sea ligeramente inferior, de menos de 3.600 millones de títulos.

Los expertos consultados consideran que la entidad se situará claramente por debajo de los 0,9 euros por título, su valor contable aproximado. Sus principales comparables –Popular, Sabadell y Bankinter– cotizan con descuentos de entre el 40% y el 60% sobre su valor en libros.

cincodias.com 23-05-2013

Las quitas reales de las preferentes de Bankia se sitúan ya entre el 50% y el 70%
Califica esta publicación

2017-05-29T12:16:42+00:00 24 mayo 2013|Noticias|0 comentarios

Deje su comentario