Informes Periciales: Peritos Valencia

Los informes periciales son uno de los documentos más importantes en el mundo jurídico, pues son la demostración de que un hecho ha tenido lugar y de las consecuencias que ha causado. En este artículo te daremos una guía completa sobre estos certificados de vital importancia para reclamar indemnizaciones a otra empresa, haciendo referencia a los campos en los que se presentan y su utilidad. Asimismo, analizaremos el papel del perito y proporcionaremos algunos ejemplos de informes.

Contacte con Peritos de toda España
informes periciales

¿Qué es un informe pericial?

También conocido como dictamen pericial, es la exposición de las consideraciones de un experto acerca de un tema que provoca confusión o confrontación. Este documento está elaborado por un técnico especialista en el campo en el que se encuadra esa situación. De este modo, se oficializan los resultados obtenidos en una investigación.

Algunas de las circunstancias cuya veracidad se demuestra con estos certificados pueden ser pérdidas de capital, de reputación o incluso daños en una infraestructura. De igual forma, se pueden comprobar las causas de un hecho (a menudo delictivo) o sus consecuencias de cualquier tipo.

¿Para qué sirve un informe pericial?

Como hemos avanzado anteriormente, este tipo de informes sirve para demostrar que un hecho es verídico y el daño que ha provocado. De este modo, se resuelven conflictos o se clarifican situaciones de incertidumbre. Todo forma parte del ordenamiento jurídico, que impide tomar decisiones que no estén sustentadas en pruebas sólidas.

Por otro lado, teniendo en cuenta su naturaleza oficial, este documento tiene que cumplir una serie de características, las cuales detallamos en la siguiente sección.

¿Qué características tiene que cumplir?

A continuación, te damos a conocer las condiciones que requiere este documento.

Como te podrás imaginar, estos dictámenes deben estar realizados por un perito judicial. Esta es la única forma de asegurar que el estudio se ha llevado a cabo utilizando un método aceptado por los demás especialistas del sector (más adelante profundizaremos en la figura del perito, puesto que hay distintos tipos en función de la situación).

Sea cual sea el resultado de la investigación, esta debe ser concluyente. A través de este documento, se debe demostrar que un hecho ha tenido lugar o, por el contrario, refutarlo. Si no se pudiera llegar a ninguna conclusión, se entiende que no existe ningún indicio que permita formar una opinión, pues el informe ha hecho una investigación pormenorizada.

Independientemente de los recursos y las herramientas que se hayan empleado, estos deben haber sido aceptados por el sector profesional. Esto es primordial, ya que de no ser así, el informe no sería tomado como válido y no serviría para emitir ningún veredicto.

El profesional encargado del informe manifiesta cierta confianza en que las pruebas de las que debe partir son verdaderas. Decimos “cierta” porque en realidad tiene la obligación de comprobar su veracidad, pero confía en que no se le hayan ocultado documentos que, de conocerlos, podrían haberle hecho cambiar su reflexión.

Como profesionales, los peritos hacen uso de tecnicismos propios. Esto podrá parecerte una mera formalidad, pero va mucho más allá. Se trata, en todo caso, de minimizar la posibilidad de que haya dudas, pues se evitan las interpretaciones erróneas. Las palabras técnicas estarán presentes mayoritariamente en la exposición de métodos usados, no tanto en las conclusiones finales.

El perito, antes de realizar la investigación, debe asegurarse de que es capaz de hacerse cargo de esa tarea en concreto. Esto lo hace leyendo el informe preliminar (encargo), que expone los hechos que debe corroborar o refutar. Ten en cuenta que, en el caso de juicios, un perito puede ser decisivo, por lo que es fundamental escoger al adecuado.

Contactanos
peritos valencia

¿Cómo se elabora el informe pericial?

La importancia de este documento reside en que es la reflexión de todo lo que el profesional ha podido demostrar. De esta forma, deben seguirse unos pasos comunes a todo informe. Ten en cuenta que también habrá otros procedimientos diferentes, pero todo dependerá del tipo de actuación.

Antes de comenzar la investigación, el perito se tiene que asegurar de que tiene los conocimientos necesarios para hacerse cargo. Después, pedirá a su cliente que le proporcione la documentación de la que disponga. Esto es esencial, ya que esas pruebas (que debe analizar) suelen dar lugar a la mayoría de las conclusiones.

Lo ideal es que las pruebas que el cliente le proporcione sean suficientes para completar la investigación (es así en muchos casos, sobre todo en empresas). Sin embargo, si esto no fuera así, el perito debe buscar otras que pudieran ser de utilidad. Todas deben ser analizadas de forma minuciosa, con imparcialidad y rigor.

Una vez que se tienen todos los resultados, se ponen en común y se preparan para ser expuestos en una sección exclusiva del informe. Esto será lo que el juez compruebe, así que el lenguaje debe ser claro y conciso. Nunca se caerá en juicios de valor y se aportará solo la información objetiva, ya sea por medio de cifras o de afirmaciones/negaciones.

Una vez que la investigación haya concluido, el profesional hará su informe. Se servirá, para ello, de los datos, pasos y características que exponemos a lo largo de este artículo. Después, se le proporcionará al cliente (o a su abogado) y este lo usará para apoyar su argumentación. Aquí habrá acabado el papel del perito.

¿Qué no debe ser un informe pericial?

Ya hemos visto cómo es un informe de esta naturaleza. Ahora veremos qué características no debe contener bajo ningún caso, pues perjudican a su fiabilidad o a la profesionalidad e imparcialidad del técnico experto.

Un informe nunca debe contener expresiones como “yo creo”, “opino” o “se supone”. El perito no da su opinión, solo manifiesta los hechos que ha descubierto y los expone de manera ordenada. Si el informe contuviera dudas, estas podrían ser usadas por el abogado de la otra parte. Además, el juez no le otorgaría fiabilidad.

A la hora de obtener pruebas, los peritos tienen una serie de limitaciones, pues no todo es válido. Un informe que se base en documentación obtenida de forma no ética (o incluso ilegal) no se tendría en cuenta en ningún tribunal. Por ello deben incluir en sus informes una sección que describa las técnicas seguidas.

Claro está que el autor debe estar seguro de las afirmaciones que realice, pero tampoco es aconsejable excederse. En lugar de expresar “es totalmente seguro que la empresa ha sufrido pérdidas de 500.000 euros”, es mejor decir “las pruebas muestran que la empresa ha sufrido pérdidas de 500.000 euros”. Así se evita que cualquier pequeño fallo reste credibilidad al profesional.

Cuando se expongan las conclusiones, todas y cada una de ellas deben partir de los resultados que se han descrito. Esta es la parte más subjetiva del informe, así que la tomaremos con especial cuidado. Más vale obviar una conclusión que incluirla sin pruebas que la apoyen. Manifestar un hecho incorrecto provocará que el juez decida no tener en cuenta toda esa sección.

Todo debe quedar expuesto en el informe, de ahí que en ocasiones sea tan extenso. Un perito no debe dar nada por sabido, especialmente si tenemos en cuenta que el juez no ha seguido la investigación y que puede no dominar el mismo campo de especialidad. Más vale poner información de sobra que dejar afirmaciones sin contextualizar.

Tipos de peritos

Cada caso es diferente, de ahí que sea necesario dividirlos según la naturaleza de los hechos que se deben estudiar. Por ello, encontramos distintos tipos de peritos. Para que te sea de mayor utilidad, los hemos ordenado según la frecuencia con la que toman parte en litigios empresariales.

1. Perito contable

perito contableSu especialidad son los aspectos financieros, ya sea de una empresa, una institución o una persona. Están formados para detectar delitos como la corrupción, la malversación o la desviación de fondos. El método más seguido por estos profesionales es el análisis de los libros de contabilidad y la recolección de pruebas.

Por otro lado, también se dedica a revisar el papel que un responsable económico está cumpliendo en la empresa y su influencia en las ganancias y las pérdidas. Se le puede requerir también para determinar si una empresa está siendo rentable, tarea que requiere un estudio de todos los departamentos del negocio.

Debes saber también que, en caso de disputa entre dos empresas colaboradoras, pueden llevar a cabo una importante labor extrajudicial. De esta forma, tienen la capacidad de mediar entre ambas para que estas lleguen a un acuerdo. Esto lo hace exponiendo el volumen de trabajo que aporta cada una para que lo puedan redistribuir.

Saber más sobre: Auditorias

2. Perito tributario

perito tributarioEn nuestro país, la fiscalidad está presente en el ámbito local, autonómico y nacional. Esto da lugar frecuentemente a confusiones, por lo que una empresa puede haber abonado sus impuestos en la entidad que no corresponda. Si se da el caso, necesitará contratar a un perito tributario que demuestre que ha cumplido con sus obligaciones, aunque de forma incorrecta.

A su vez, podemos encontrar especialistas en una sección concreta de la fiscalidad, o incluso en un impuesto determinado. Como te podrás imaginar, también están formados específicamente para la región en la que trabajan, ya que el sistema tributario español está muy descentralizado.

Si es nuestra empresa la que quiere reclamar ante Hacienda, nos apoyaremos igualmente en un perito. Este, tras recabar datos sobre los impuestos que hemos abonado, se reunirá con el abogado para que este estudie si una reclamación tiene posibilidades de éxito. Podremos, de esta manera, recuperar dinero que hayamos pagado de más.

3. Perito economista

Se centra en el ámbito económico y financiero, ya sea de autónomos o empresarios. Sus funciones son muy variadas, ya que puede revisar las cuentas de una compañía para detectar irregularidades o analizar si un despido se ha efectuado de la manera correcta o no.

Por otro lado, valora el alcance del daño por lucro cesante y, si es necesario, estima la cantidad que se debe reclamar a otro negocio o a un trabajador por daños y perjuicios (mala praxis, competencia desleal, etc.). Realiza también los informes que planifiquen un concurso de acreedores o que reflejen el estado de una inversión.

Las auditorías son procedimientos muy comunes para este tipo de técnicos. Así, pueden revisar las facturas para detectar sobrecostes o cualquier otra pérdida de dinero evitable. Son, por tanto, esenciales a la hora de garantizar que un negocio es rentable e identificar en qué aspectos se puede ahorrar.

También le puede interesar: Reestructuración Empresarial

4. Perito judicial

A estas alturas, probablemente ya conozcas las funciones de este profesional, ya que es al que hemos hecho referencia a lo largo de todo el artículo. De este modo, se encarga de proporcionar al juez los informes que le ayuden a emitir un veredicto dando certeza de los hechos que tuvieron lugar.

Se hace cargo, entre otras cosas, de recolectar pruebas, custodiarlas y gestionar la cadena de preservación. Este tipo se divide, a su vez, en peritos especializados en criminalística, comercio, comunicaciones, industria o caligrafía. Es, por tanto, un elemento de apoyo en el proceso judicial que debe ser imparcial, objetivo y riguroso.

De igual modo, también tienen peso en las situaciones extrajudiciales. Por ello, pueden tratar de mediar entre ambas partes o incluso hacer un informe encargado por las dos. Igual que los abogados, intentan primero no llegar a juicio, puesto que es una solución más rápida, económica y, en la mayoría de los casos, satisfactoria.

5. Perito arquitecto

También denominados peritos técnicos, estudian una infraestructura para encontrar deficiencias de construcción. Investigan, igualmente, posibles problemas en la cimentación y comprueban que se disponga de las licencias urbanísticas correspondientes. A su vez, estudian las contrataciones y subcontrataciones que han tenido lugar.

Sus informes sirven para paralizar una obra en curso o para demandar por una ya finalizada. Tienen un papel muy importante en la seguridad laboral, pues son los que prueban la existencia de un accidente de trabajo (resbalón, caída, etc.) en un entorno de riesgo como es el de la construcción.

Cuando un negocio sufre daños en su estructura como consecuencia de una mala planificación, es este profesional el encargado de hacer un informe que detecte las irregularidades cometidas en su construcción. Así, puede solicitar compensaciones por daños y perjuicios, así como por el tiempo que la actividad laboral ha estado paralizada por las tareas de rehabilitación.

6. Perito tasador

En el caso que nos ocupa, este profesional no está siempre relacionado con disputas en los tribunales, sino que puede ser necesario para diversas gestiones. Su campo de acción está relacionado con el valor de inmuebles, mobiliario o de cualquier otro bien. Por ello, una persona puede necesitarlo si va a vender su empresa.

Asimismo, en caso de robo o desperfectos, debe averiguar el valor de los bienes afectados. Después, elaborará un informe explicando que, tras haber seguido métodos aprobados en su profesión y reconocidos por la ley, está en disposición de afirmar que la cantidad que aparece en dicho documento es la más exacta posible.

Un aspecto que te interesará conocer es que, además de formación para ser perito, este profesional en concreto necesita disponer de estudios acerca de los elementos que va a tasar. Por ejemplo, para tasar obras de arte necesitará estudios de Historia del Arte. Si se trata de dispositivos informáticos, requiere tener estudios superiores de la misma temática.

7. Perito calígrafo

perito caligrafoMuchas compañías necesitan contratar a uno de estos profesionales para demostrar que un documento ha sido falsificado (fraude documental). Realizan, para ello, estudios sobre el tipo de tinta utilizado, el papel, etc. Puede jugar un papel importante en los contratos, ya que se encargan de demostrar que la firma que aparece no ha sido imitada.

De la misma forma, hacen estudios sobre el trazo de un individuo. Para ello, utilizan técnicas tan sofisticadas como la topología (cálculo de la presión sobre el papel de un individuo a la hora de escribir) o la prueba de velocidad (identifican el tiempo que tarda una persona en escribir). También pueden hacer una versión en 3D de una firma o un escrito.

Modelos de informes periciales

En esta sección te detallamos las partes que tiene que tener un informe pericial. Claro está que cada especialidad tiene sus particularidades, por lo que puede que encuentres un informe que tenga una división diferente o que incluya más apartados.

Este apartado es el que debe distinguir a un informe de otro. Así, encontramos dos elementos, el título (que debe ser suficientemente claro y concreto) y el código (que no es más que una combinación de letras y números). Esto último estará presente a lo largo de todo el informe.

Aquí se expone el nombre de la persona que encargó el informe, así como el perito que lo realizó. De igual forma, se incluyen el número de colegiado del autor y los estudios que le permitieron afrontar ese encargo en particular (lo que se conoce como razón de ciencia).

En este apartado se dejan claras las motivaciones del encargo y las circunstancias que se deben investigar. Es una de las dos partes primordiales, ya que el juez deberá analizar la relación entre el objetivo y las conclusiones del estudio. Anteriormente hemos hecho referencia a esta sección, ya que es la que consulta el perito para saber si es capaz de ocuparse de la investigación.

El autor utiliza esta sección para descargar responsabilidad en cierta medida, ya que detalla la información que se le había proporcionado antes de la investigación y advierte de que cualquier error en dicha información puede causar que parte de sus conclusiones sean incorrectas, sin que esto sea culpa de él.

El autor expresa en este punto que ha respetado el principio de objetividad y que conoce las consecuencias de no hacerlo. Esta sección debe estar presente en cuando se trate de un juicio, ya que así lo recoge la ley. Frecuentemente se toma como parte de las consideraciones previas, si bien todo dependerá de las preferencias del autor.

Como te hemos explicado antes, un perito debe seguir métodos aceptados dentro de su gremio para que su dictamen se tenga en cuenta. Aquí reside la utilidad de este apartado, en el que se describen las tácticas seguidas y las herramientas empleadas. Es también una forma de demostrar que se trata de un informe profesional y, por tanto, fiable.

Esta es la parte más importante del informe, puesto que se exponen los resultados de la investigación. Ten en cuenta que nunca se muestra una opinión subjetiva, sino que el perito muestra la información que ha descubierto y la pone a disposición de quien corresponda (el juez en nuestro caso). De igual modo, ningún aspecto puede quedar confuso, de manera que todo esté bien explicado y argumentado.

A menudo se piensa que es un resumen del dictamen, pero debes saber que no es así. Solamente se explicita la información que será de utilidad para el juez, ya sea en forma de afirmación o de cifra. Debe ser lo más escueta posible para agilizar el proceso de lectura y análisis, ya que puede que no sea el único documento de la misma naturaleza que se va a tomar en cuenta en un mismo proceso.

Esta parte está relacionada con los resultados, puesto que es la justificación de que los resultados que se exponen son verídicos. Se deben incluir copias de todos los documentos que el perito ha tenido que analizar, ya sean actas, facturas, sentencias, partes médicos, etc. Deben estar bien identificadas para acceder a cada una fácilmente durante la lectura del dictamen.

Ejemplos de informes periciales

La mejor forma de que lo tengas todo claro es mediante una serie de ejemplos que ilustren la información que te hemos dado a lo largo de este artículo.

A la hora de explicarte el contenido de las distintas secciones de cada informe, obviaremos la presentación de datos del autor y la descarga de responsabilidad, pues son elementos que aparecen casi siempre de la misma forma.

Ejemplo 1 – Incumplimiento de contrato verbal

Antes de comenzar con esta ilustración, debemos explicarte que, a pesar de lo que se piensa comúnmente, un contrato verbal es perfectamente válido (excepto los casos que la ley obliga a tener por escrito). Por tanto, una persona (o una empresa) puede demandar a quien lo incumpla.

En el caso que nos ocupa, una empresa ha denunciado a otra por finalizar unilateralmente el contrato de cooperación que ambas mantenían. Por tanto, el informe se encarga de estipular la cantidad que perderá el negocio demandante por dejar de vender los productos que la otra le proporcionaba. De este modo, sabrán qué capital se debe exigir.

La siguiente sección detalla la documentación que la empresa que ha encargado el informe ha proporcionado, como los libros de cuentas, diversas facturas y el burofax que la compañía demandada envió para comunicar la terminación del contrato. Asimismo, el perito afirma haberse asegurado de que dichas pruebas son verdaderas.

Como te podrás imaginar, la sección que explicita los resultados es la más extensa (ocupa casi tres cuartas partes del total). En este caso, el cliente le ha encargado un informe sobre el volumen de negocio que suponían cinco artículos en concreto. Cada uno ocupa una página y se acompaña de tablas y cifras.

Este dictamen tiene una particularidad, y es que no existe una conclusión como tal. Esto puede suceder a veces, sobre todo cuando los resultados se han ido exponiendo a lo largo de la exposición de hechos y de una forma tan ordenada (una página para cada producto). Finalmente, encontramos la firma, la fecha y la codificación del trabajo en concreto.

Ejemplo 2 – Plagio

Vamos a ponerte en situación: toda empresa debe estar vigilante para que no le hagan plagio, ya sea de su página web, de un software creado por esta misma o de una campaña publicitaria. En este caso, una compañía ha denunciado a otra por copiar ilegalmente un anuncio y desea obtener una compensación económica.

Comenzamos, nuevamente, con el encargo. Esta vez, el autor debe averiguar cuánto dinero ha ganado el demandado a costa de su cliente. Parte, para ello, de la documentación que indica que es el demandante quien dispone de los derechos de esa campaña. A su vez, tiene que investigar las ganancias que le correspondían a su cliente pero, por el plagio, ha obtenido la otra empresa.

La metodología seguida, por su parte, se explica de manera profundizada, afirmando que se han usado programas de cálculo especializados (se indican incluso los datos introducidos). Como te podrás imaginar, también se explicitan los documentos analizados y una copia de cada uno situada en el anexo.

Debido a la especial complejidad de este caso, los resultados aparecen distribuidos en dos secciones: una de resumen (establece el capital que se solicita como indemnización) y otra que explica la anterior de forma muy detallada. Esta última, a su vez, está también dividida en una sección dedicada a los perjuicios que ha sufrido la compañía demandante, y otra con los beneficios de la otra.

Asimismo, la conclusión tampoco está presente en este documento. El motivo, frecuentemente, es que no hay nada que afirmar o negar, sino que el resultado de la investigación es una cifra (monetaria, en este caso). Dicha cantidad se ha podido ir desgranando a lo largo del informe, por lo que no es necesario repetirla.

Ejemplo 3 – Competencia desleal

Esta situación es una de las más comunes. Esta vez, una empresa ha demandado a otra por hacerle competencia desleal. Teniendo en cuenta lo complejo que es este delito desde el punto de vista del Derecho mercantil, necesita un informe que avale las pérdidas que esta práctica ilegal le ha ocasionado, así como la indemnización que podría corresponderle.

Al principio encontraríamos la sección que expone el encargo. El perito, tras comprobar que se le requiere analizar el balance de cuentas, la facturación y los documentos que acreditan el cambio de clientes hacia la otra empresa, decide que se considera capacitado para afrontar la tarea. Manifiesta, como en otros casos, que confía en que esos registros sean suficientes.

Durante todo su informe, va detallando la bajada en la facturación por cada cliente que la empresa ha perdido en beneficio de la compañía demandada. Todo esto lo basa en gráficas y tablas, y lo acompaña después de una anotación que lleva al anexo, donde se puede encontrar una copia de los libros de cuentas.

Posteriormente, realiza un balance de todas las pérdidas que ha sufrido su cliente. La suma de todas ellas aparece al final de los resultados y, de manera adicional, encontramos la cantidad que se ha calculado para la indemnización. Esta no debe ser demasiado exagerada para que no perjudique a la credibilidad de la empresa.

Ya en las conclusiones se expone que, a lo largo de la investigación, el perito ha podido comprobar que, efectivamente, la empresa se ha visto perjudicada. Así, este informe serviría para corroborar hasta qué punto ha soportado daños económicos esta compañía, por lo que requiere una compensación al causante.

Ejemplo 4 – Ataque informático

Este es el supuesto más infrecuente de los que te hemos explicado, pero estaría bien que lo conocieras. En la situación que nos ocupa, un trabajador ha realizado un ataque informático a la empresa a modo de represalia por haber sido despedido. La compañía quiere demostrar el perjuicio que esto ha causado y cuánto dinero les ha hecho perder.

Por todo lo anterior, contratan a un perito que analice las pérdidas económicas que ha supuesto paralizar la actividad laboral hasta que el hackeo fue solucionado. También quieren reclamar una compensación por los problemas que todo esto causó en sus clientes, la pérdida de reputación y el gasto en contratar a un informático que solucionara el ataque.

En la sección de documentación proporcionada, encontramos que el perito dispone del informe hecho por el informático y las reclamaciones de los clientes. Debe hacer, además, una comparación entre la facturación de un día normal y la del día en el que tuvo lugar el ataque. Así podrá averiguar la cantidad de dinero perdida (además de la que supondrá recuperar el tiempo).

Los resultados son claros: se corrobora que el ataque partió del ordenador que estaba usando la persona demandada a la misma hora que las cámaras de seguridad lo grabaron utilizándolo. Después, se expone la cantidad de dinero que no se generó ese día y se calcula una indemnización de daños y perjuicios por todo lo demás.

Como has podido ver a lo largo de esta guía, los informes periciales son indispensables para cualquier proceso judicial o extrajudicial. Recuerda la importancia de contar con el apoyo de un técnico especializado en tu caso. Cualquier problema que hayan causado en tu empresa puede ser reclamado a su causante para que lo compense.

¿Hablamos?

    , quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

    Información básica sobre protección de datos:
    Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.