Cómo reclamar las acciones de Abengoa 2017-11-14T13:20:23+00:00

Cómo reclamar las acciones de Abengoa

Casi 10.000 afectados por acciones de Abengoa. Consulta GRATUITA

 

Del año 2006 al año 2007, varias entidades financieras como Caixabank, el Banco Popular o el Banco Santander, por medio de sus bancas privadas, decidieron comercializar pagarés, bonos y bonos convertibles de la hoy quebrada multinacional Abengoa. Aquellas personas que compraron estos productos financieros son los actuales accionistas afectados por el hundimiento de esta empresa. Lo cierto es que estos accionistas minoristas se han visto afectados gravemente, perdiendo en muchos casos grandes sumas de dinero. No obstante, debido a las irregularidades que se cometieron, podemos afirmar que pueden reclamar las acciones de Abengoa por vía judicial para recuperar su inversión.

reclamar acciones abengoa, afectados abengoa

Accionistas de Abengoa: irregularidades en la venta de productos financieros

La comercialización de esta serie de productos no tendría nada de irregular si, como era lo esperado, se hubiera efectuado como una manera de financiación entre empresas expertas. Estos productos ofertados tenían un interés muy atractivo en principio, pero también implicaban un elevado riesgo, por lo que se debía haber comercializado entre un público formado por compañías diestras en la materia, con conocimientos profundos de mercado y financiación, precisamente por su complejidad y riesgo.

De cualquier forma, los pagarés, los bonos y los bonos convertibles de la compañía Abengoa no se comercializaron así en muchos casos, sino que los bancos privados también se dirigieron a minoristas y particulares para proponerles estos productos que, por sus características, se destinan a otro tipo de público.

Un tipo de interés tentador, una escasa formación financiera de los potenciales clientes, poca transparencia en la información y la omisión de test de conveniencia e idoneidad fueron algunos de los ingredientes que formaron parte de esta venta irregular.

El resultado fue desastroso, casi 10.000 afectados por acciones de Abengoa por los pagarés, los bonos y los bonos convertibles emitidos por la compañía, con un promedio de 50.000 euros por accionista, lo que se traduce en una recaudación de unos 50 millones de euros.

Por otro lado, las entidades bancarias, al mismo tiempo que ofrecían estos productos a minoristas y particulares, estaban interrumpiendo su línea de financiación a la empresa Abengoa, puesto que no creían en el futuro de la misma y tomaron la decisión de cerrar el grifo, como se suele decir coloquialmente.

Se presentaba pues, una encrucijada para las entidades bancarias: ¿cómo recuperar las grandes sumas de dinero invertidas en la empresa andaluza? Estos bancos eran los mayores acreedores de Abengoa y, por ende, también los más interesados en proporcionar nueva financiación a la compañía.

Es el momento en el que las distintas entidades bancarias privadas empiezan a comercializar los pagarés, los bonos y los bonos convertibles de Abengoa,  se dirigen a un público que posiblemente no podría superar los test de idoneidad y conveniencia y, presuntamente, sin informar con la debida transparencia.

reclamar acciones abengoa
FORMULARIO CONSULTA GRATUITA

AFECTADOS ACCIONES ABENGOA

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Ciudad o provincia (requerido)

¿Cómo nos conocio? (requerido)

Asunto

Su mensaje

Intruduce el código de verificación captcha

De ese modo, se estaba logrando un triple propósito: contar con financiación para Abengoa, del que estas entidades son acreedores, eliminar el elevado riesgo que conlleva su financiación y beneficiarse del cobro por la venta de los productos citados.

Una maniobra ideal de no ser porque se puede efectuar la denuncia por las acciones de Abengoa, reclamando a las entidades bancarias que comerciaron con estos productos por vía judicial, probando la nulidad de los contratos y, de ese modo, recuperando el importe completo de la inversión realizada, además de los intereses legales.

Esperanza para los afectados. Abogado contra Abengoa

Nuestro despacho de abogados está formado por letrados especialistas en derecho bancario, por lo que contamos con la experiencia necesaria para hacer velar por los interesen de los afectados por acciones de Abengoa, a través de un proceso judicial en el que estos sean recompensados económicamente, haciéndose así justicia.

En este sentido, es de vital importancia conocer los resortes legales y los instrumentos para poder recuperar el dinero íntegramente. De hecho, la compañía Abengoa llegó a un acuerdo con los mayores acreedores para evitar el concurso de los mismos, dejando fuera a los pequeños inversionistas, la mayoría de los cuales invirtieron todos sus ahorros en la compañía sevillana, creyendo que era un valor fiable y seguro, y que ahora no pueden recuperar.

En el mundo empresarial y financiero se hablaba, sobre todo, de rescatar a la compañía, pero lo sorprendente es que no se mostraba el debido interés en recompensar a los pequeños accionistas de Abengoa, restituyendo el grave daño causado por las entidades que comercializaron estos productos opacos para ciudadanos de a pie. En este sentido, nuestro despacho de abogados cuenta con los recursos necesarios para llevar a cabo eficientemente las demandas de los accionistas minoristas de Abengoa.

En cualquier caso, nosotros no aceptamos las condiciones de aplazamiento de quitas y de pagos que han ido negociando con los principales acreedores. Somos conscientes de que los afectados quieren recuperar pronto su dinero y no después de muchos meses.

Consulte a un Abogado Experto en Derecho Bancario

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Su teléfono (requerido)

Ciudad o provincia (requerido)

¿Cómo nos conocio? (requerido)

Asunto

Su mensaje

Intruduce el código de verificación captcha

Proceder a la denuncia de la acciones de Abengoa

No se trata de hacer leña del árbol caído, se trata de hacer justicia y exigir que devuelvan el dinero aquellas entidades bancarias que cobraron grandes sumas por vender los bonos a los inversores pequeños, sin explicar con el suficiente rigor el alto riesgo que se asumía con tal operación.

La compañía Abengoa se ha sumido en una situación complicada, y son muchos los inversores que se han sentido engañados y envueltos en una tesitura anómala y compleja, puesto que se enfrentan a la pérdida parcial o o total de los ahorros de toda una vida. En este sentido, queda claro que Abengoa consideraba que esos bonos eran productos de riesgo, puesto que en el caso contrario, no se explica que debieran tener como receptores a inversores profesionales y cualificados.

Desde nuestro despacho de abogados queremos transmitir esperanza a todos los afectados, e indicar que el dinero se puede recuperar si se encauzan adecuadamente los procesamientos judiciales. De hecho, los afectados deben acudir a los tribunales, incluso si los pagarés o los bonos no han vencido. Recordemos que en la venta de esta clase de productos financieros, si los intereses son elevados, los minoristas han de ser cautelosos. Pero también las entidades financieras deben de advertirles si la situación económica de la compañía es favorable o desfavorable y, conforme a esos datos, los minoristas deben decidir.

Las bancas privadas tenían la obligación de aclarar todo lo concerniente a los riesgos que implicaba el producto. Si, en su momento, el banco no informo a los destinatarios, este tiene que correr con los gastos de este desaguisado.

Lo más recomendable, en este caso, es no interponer demandas colectivas, ya que los jueces son los que tienen que dictaminar si el accionista fue informado debidamente, y no todos los caso son idénticos; habrá algunos inversionistas que hayan obtenido más información y otros menos.

Plataforma de Perjudicados por Abengoa

La Plataforma de Perjudicados por Abengoa es una asociación de bonistas y accionistas que se creó tras la difusión en los diferentes medios de comunicación de la situación de insolvencia en la que se encontraba la empresa andaluza.

La agrupación está formada por pymes e inversores que han perdido un elevado porcentaje del dinero invertido en bonos o acciones, o que ven peligrar el valor del capital ante los distintos movimientos efectuados por la compañía Abengoa, considerando que van en perjuicio de sus intereses. Las personas inscritas en la plataforma se sienten estafadas y quieren, ante todo, que los responsables de esta desagradable situación respondan ante un juez. Sus intereses se centran en reunir el mayor número de afectados posible para llevar a cabo todas las acciones y maniobras que sean necesarias para depurar las responsabilidades pertinentes y recuperar, de ese modo, sus inversiones.

Cómo deben actuar los accionistas de Abengoa

Sobre adherirse al plan de reestructuración planteado por Abengoa, esta plataforma afirma que no es beneficioso para los accionistas y bonistas minoritarios, debido a diversos factores como la falta de transparencia de la compañía y sus asociados, los cuales consideran que están poniendo todo tipo de trabas para impedir que los acreedores se pronuncien acerca de este proceso.

También la rechazan, dados los numerosos privilegios concedidos por Abengoa a algunas entidades financieras, con las que han acordado unas condiciones económicas, sobre todo, en lo que se refiere a los nuevos préstamos, completamente alejadas de las habituales en el mercado.

Además de lo señalado, la plataforma considera que existe un tratamiento discriminatorio y desigual de los diferentes acreedores, así como la incapacidad de comprobar, por falta de datos, si el plan es viable y si va a suponer que tanto la capitalización del 70 % de los préstamos como la recuperación del porcentaje restante de estos no terminen en otro nuevo fracaso.

A Abengoa también se le achaca que la ampliación de capital anunciada en el año 2015, junto a un acuerdo multimillonario con la compañía Gonvarri Corporación que finalmente no se materializó, formaba parte también de la información insuficiente y tergiversada proporcionada a los accionistas, que hizo imposible que estos previeran la caída en picado de las acciones, puesto que todos creían que la situación de la compañía sevillana era estable o, incluso, óptima. Por tanto, los accionistas afirman que, de haberlo sabido, podrían haber vendido sus acciones antes de que estas se desplomaran. En definitiva, los afectados están en todo su derecho de reclamar las acciones de Abengoa judicialmente.

Cómo reclamar las acciones de Abengoa
5 (100%) 5 votos