Justicia Dental: cómo debes actuar ante una negligencia dental2018-09-19T11:57:35+00:00

Justicia Dental: cómo debes actuar ante una negligencia dental

Ante una mala praxis dental, asesórese con abogados expertos en negligencias. Consulta GRATUITA

 

La justicia dental es un término acerca del cual hay mucho desconocimiento. Por ello, cuando alguien se somete a un tratamiento odontológico y no acaba satisfecho ni siquiera se plantea el hecho de reclamar o denunciar al profesional que le ha tratado. No obstante, es necesario que los usuarios como tú conozcan cuáles son sus derechos, ya que solo de esta manera podrán defenderlos.

Así pues, si sientes que algún dentista no ha hecho correctamente su trabajo y esto ha perjudicado a tu salud dental, no dudes en acudir a profesionales en este ámbito que te asesoren acerca de qué puedes hacer.

¿Qué es la justicia dental?, Plataforma Afectados iDental

Este tipo de justicia hace referencia a una rama específica de la justicia en la que se enmarca todo aquello referido a la odontología. De esta manera, serán estas leyes las que rijan aquellos casos en los que los pacientes denuncien a los odontólogos por cualquier mala praxis que hayan cometido.

Dentro de este concepto se agrupan la legislación que regula las actividades de los dentistas, así como las actividades que pueden considerarse mala praxis. Por tanto, en caso de que decidas denunciar a un odontólogo porque el estado de tu salud dental haya empeorado a causa de sus tratamientos, este es el tipo de derecho implicado en todo el proceso jurídico.

justicia dental, defensor del paciente odontologico

mala praxis dental
FORMULARIO CONSULTA GRATUITA

JUSTICIA DENTAL

, quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

¿Cuándo se da una mala praxis dental?

Antes de explicarte cuándo se produce esta mala actuación vamos a definir qué se considera una mala praxis en odontología. A fin de cuentas, debes tener muy claro que se trata de otra negligencia médica más. Algo que, en ocasiones, se olvida porque no siempre se concibe el trabajo de un dentista como el de un médico.

Pues bien, la mala práctica se produce cuando un profesional odontólogo (dentista) realiza una acción no apta. Una acción que, obviamente, tendrá consecuencias negativas y daños para el cliente.

Normalmente, la mala praxis se da por errores de diagnóstico​, por no realizar las pruebas necesarias, etc. No obstante, para que te quede más claro, vamos a ponerte algunos ejemplos para que puedas identificar si contigo han cometido alguna negligencia.

La aplicación de un tratamiento inapropiado es una negligencia medica, ya que puede tener consecuencias muy negativas para la salud. Así pues, si eres una persona que, por ejemplo, tiene una mandíbula frágil y te hacen un implante dental que te perjudica, se trataría de una negligencia. Esto se debe a que el profesional debería haber estudiado mejor tu estado antes de hacerte el implante. Por tanto, no ha hecho correctamente su trabajo.

Lo primero que debes tener claro es que un dentista, al igual que cualquier otro médico, tiene la obligación de darte toda la información acerca de las técnicas que pueden aplicarse en un tratamiento. De esta manera, tú tendrías que estar en todo momento informado de lo que te han hecho y de cómo te lo han hecho.

Si no te informa debidamente o si la utilización de una técnica no apropiada te causa algún tipo de daño estarás en todo tu derecho de reclamar.

Otro de los casos de mala praxis que pueden darse es que te atienda alguien que no tiene la cualificación oficial para hacerlo. Ciertamente, te puede pasar que acudas a una clínica dental y no sepas si quien te está examinando es odontólogo, ayudante o auxiliar.

El simple hecho de que un auxiliar diagnostique tu salud dental sería una negligencia porque no tienen la cualificación necesaria para hacerlo. Por otro lado, no es suficiente que se encuentre en proceso de obtener dicha cualificación, sino que debe tener ya el título de odontólogo.

En cualquier diagnóstico que haga, el dentista tiene que hacer y seguir una planificación del tratamiento. Solo de esta manera el profesional podrá comprobar que tu evolución es la correcta.

Pero claro, si no sigue dicha planificación y el tratamiento fracasa y te produce daños, este profesional estaría incurriendo en una negligencia. Y, obviamente, tú tienes todo tu derecho a reclamar por los perjuicios que te cree.

Cuando un odontólogo recibe a un paciente tiene que encargarse de conocer su historial médico. En caso de que sea un paciente asiduo deberá revisar los datos que tiene sobre él y si es un paciente nuevo lo ideal es que pida un informe a su anterior odontólogo.

Si esto no se lleva a cabo antes de un tratamiento, sería más probable que, por desconocimiento tu dentista te produzca daños. Y si esto sucediera, tú estarías en tu pleno derecho de denunciarle.

Independientemente de cualquiera que sea el tratamiento, si mientras el odontólogo lo lleva a cabo te daña el nervio de la lengua, se tratará de una negligencia. Los daños en la lengua son una de las faltas más graves para un dentista, y que no te quepa duda de que tienes que denunciarlo si te pasa.

Es cierto que, en ocasiones, es necesario que te extraigan algún diente o muela para evitar la propagación de infecciones o porque la pieza dental esté muy dañada. No obstante, esto tiene un procedimiento y, si no se hace adecuadamente, podrás denunciar a tu dentista.

De igual forma ocurre en el caso de que te extraigan algún diente sin que sea necesario. Esto es una falta gravísima a la ética odontológica.

La restauración es un arreglo que se le hace a las piezas que están dañadas, pero que todavía pueden salvarse de la extracción. Pues bien, si a causa de esta restauración perdieses la pieza dañada, podrás denunciar a tu odontólogo con todas las de la ley.

Otra parte importante del trabajo cotidiano de un dentista es la administración de la anestesia. Este profesional debe tener cuidado no solo con la dosis, sino también en su administración para evitar dañar al paciente.

De esta manera, si sufres cualquier tipo de lesión por un fallo en la administración de anestesia habrás sido víctima de una negligencia.

Otra de las situaciones en las que podrás reclamar con todo derecho es cuando no te hayan sabido diagnosticar una enfermedad. Si tenías una enfermedad y tu dentista no supo detectarla, no debes dudar en reclamar.

Consulte a un Abogado Experto en Negligencias Odontologicas

, quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

¿Donde reclamar a un dentista?

Una encuesta realizada por el Colegio de Odontólogos en 2017 afirmaba que las reclamaciones dentales habían aumentado en un 30 % en los cinco años anteriores. Además, a las denuncias presentadas en este organismo habría que sumar las que se realizan en las propias clínicas y en las oficinas del consumidor.

Reclamación en la propia clínica

El primer paso que debes dar para comenzar un proceso de reclamación es el de presentar una hoja de reclamaciones en la clínica, centro o consulta donde te hayan tratado. Tras esto, lo ideal es acudir a un profesional en el ámbito de la justicia odontológica para que redacte adecuadamente la reclamación y continúe con su tramitación.

Acudir a un perito

El segundo paso sería acudir a un perito especializado que pueda examinarte y llevar a cabo un informe acerca de los daños, de las posibles causas y de la implicación de tu dentista en la realización de dichos perjuicios. Es decir, que expone los errores que ha cometido el profesional que te ha tratado.

Normalmente, es en este momento en el que sabes si verdaderamente has sido víctima de una negligencia o no. Es el momento en el que tienes que saber donde reclamar a un dentista.

Intentar llegar a un acuerdo

Tras examinarte, el perito te indicará cuáles son los daños que te han causado y cuánto dinero podría suponer la indemnización. Lo ideal es que con esta información acudas a un abogado especializado para que redacte un escrito y se lo envíe al profesional o clínica en cuestión con el objeto de llegar a un acuerdo.

Pueden pasar dos cosas en este punto, que la clínica acepte el trato, te pague una indemnización y todo quede saldado, o que no acepte el trato y debas proseguir por la vía judicial.

Queja ante el colegio de dentistas

Debes dirigirte siempre al colegio de la provincia a la que pertenezca la clínica donde acudiste. Aquí deberás presentar un escrito en el que expongas tu caso y el objeto de tu queja.

En este punto debemos aconsejarte que te pongas en manos de abogados expertos para que puedan realizar este escrito adecuadamente. Y, sobre todo, encaminándolo hacia la defensa de tus intereses y derechos.

Presentación de la demanda judicial

Una vez que se han presentado todas las quejas correspondientes, tendrás que presentar la demanda judicial contra la clínica o el profesional que te haya tratado.

A partir de este momento será la justicia la que se encargue de informar sobre las citaciones y vistas para el juicio. Normalmente, estos procesos son largos y tediosos, de manera que lo más recomendable es ponerse en manos de expertos que puedan acelerar los trámites en la medida de lo posible. Y, cómo no, defender tus intereses de la forma más certera.

Defensor del paciente odontologico ¿qué es?

A la hora de interponer una reclamación por negligencia odontológica debes conocer la figura del defensor del paciente odontologico.

Se trata de una figura creada por el Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España con el objetivo de vigilar y defender la práctica profesional. De esta manera, si has sido víctima de una negligencia dental puedes hacer una reclamación en este órgano. Y ellos te proporcionarán la opinión y mediación de expertos en el conflicto.

Así pues, las labores de mediación, asesoramiento y peritaje en cualquier conflicto de esta índole correrán a cargo de este órgano. De igual forma atenderá las diferentes dudas o mensajes de los dentistas y recopilará las pruebas de ambas partes para determinar si se ha producido una negligencia o no.

Aunque acudir al defensor del paciente odontológico puede parecer la mejor decisión, debemos informarte de que no es así. Siempre debes tener en cuenta que estos servicios suelen estar saturados. Por no hablar de que su imparcialidad nunca será completa, ya que forman parte del colectivo al que tú estás denunciando.

De esta manera, lo más recomendable es acudir a abogados y expertos en este tipo de malas praxis que puedan asesorarte adecuadamente acerca de las vías que puedes seguir para sacar el mayor beneficio.

Requisitos para poner una demanda a un dentista

Obviamente, el primer requisito que tendrás que cumplir para poner una demanda a dentista es haber sido víctima de una mala praxis. De hecho, en caso de que no lo seas, cuando te realicen el informe pericial lo sabrás y tendrás que descartar tu reclamación.

Aporte de pruebas

Uno de los requisitos más importantes para poder denunciar a una clínica dental es que aportes pruebas. Esto es, opiniones de otros expertos, informes periciales, fotografías que dejen ver los daños que te ha causado el tratamiento o intervención del dentista denunciado.

Todo esto será lo que consiga que la balanza se incline hacia ti. Si no aportas pruebas por cualquier motivo, la clínica dental acabará ganando, ya que sus recursos serán mucho mayores que los tuyos. Así pues, debes encontrar un profesional en este ámbito que te asesore acerca de qué te haría falta tener para acreditar que, efectivamente, los daños que tienes se deben a una mala intervención.

Cumplir con el plazo estipulado

Un dato muy interesante que debes tener muy presente es que existe un plazo límite para interponer una demanda por negligencia dental. Por tanto, si piensas que has sido víctima de una imprudencia por parte de tu odontólogo no puedes dejarlo pasar ya que cuando las secuelas aparezcan podría haberse agotado el plazo para reclamar.

Ten en cuenta que el plazo para reclamar es de un año desde que las secuelas se estabilizan. Esto es, si cualquier tratamiento o intervención que te hayan hecho te ha provocado daños que te han dejado secuelas, tendrás un año de plazo a partir de que se estabilicen, en el sentido clínico.

Así pues, en el momento en el que tu estado de salud se vea perjudicado ponte en manos de profesionales para denunciar ya que si esperas demasiado podrías perder esta oportunidad.

Indemnización por negligencia dental

Lo primero que debemos dejarte claro es que no podemos darte una guía de precios sobre lo que se paga como indemnización por negligencia dental por cada uno de los daños que puede causarte un mal tratamiento odontológico. ¿Por qué? Muy sencillo, porque existen muchos atenuantes que pueden aumentar o disminuir la tasación de los daños y perjuicios causados.

defensor del paciente

Consulte a un Abogado Experto en Negligencias Odontologicas

, quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

Daño psicológico

En primer lugar, tendrás que tener en cuenta son los daños psicológicos que puede causarte un tratamiento o intervención errónea. Aunque lo primero en lo que pienses sea el daño físico, es importante tener en cuenta las repercusiones psicológicas.

Solo tienes que pensar en que, por ejemplo, te dañaran el nervio de la lengua. Esto te impediría hablar correctamente lo cual sería muy frustrante para ti y podría hacerte caer en depresiones, ansiedad, baja autoestima… Todo esto te afectaría en tu día a día por lo que son factores que hay que valorar a la hora de estimar la cuantía de una indemnización.

Lo más normal es que para determinar los perjuicios morales se obtenga el informe de un psicólogo en el que se estime el grado de afección que puedas sufrir a causa del daño fisiológico que te han producido.

Daño físico

Este podría ser el más evidente y en el que todos piensan cuando se produce cualquier mala praxis. No obstante, la estimación de una cuantía a cuenta de estos perjuicios no es para nada sencilla.

En primer lugar habrá que valorar la gravedad de los daños. Esto normalmente se hace mediante el informe pericial pero hay que hacer otros matices como, por ejemplo, cómo afecta a tu físico, a la forma de tu cara, si se ve más o menos, etc.

Por otra parte, tampoco será la misma la indemnización por la pérdida de un diente que por la pérdida de una muela, o de tres piezas. Todo esto tendrá que valorarlo un equipo de expertos y solo con un asesoramiento personalizado podrás saber la cuantía que puedes reclamar en base a los daños que has sufrido.

Por último, cabe destacar que en esta indemnización podrás pedir la cuantía que te costaría un tratamiento que subsanara los daños causados en caso de que lo hubiera.

No te conformes, exige tus derechos

Un dato que conviene que recuerdes es que las denuncias por mala praxis dental a clínicas privadas han crecido en un 70 %. Entre las clínicas más denunciadas se encuentran Dentistas con Corazón, Vital Dent, Dentix e Idental. Estas franquicias son las que dejan menos satisfechos a sus pacientes y, de hecho, cometen faltas al rigor y buen hacer de los dentistas.

Por tanto, tienes que pensar que no estás solo. Así pues, si tienes sospechas de que lo que te han hecho no es normal o si el resultado no es el que tú esperabas no tienes por qué dudar.

La justicia dental es un derecho de todo paciente, contamos con expertos en las reclamaciones por negligencia médica dental que podrán asesorarte y llevar todo tu caso. En momentos tan difíciles como estos, entendemos que es complicado saber qué hacer. Por este motivo, todo nuestro equipo se volcará en tu caso para lograr que saques el mayor beneficio en el menor tiempo posible.

Justicia Dental: cómo debes actuar ante una negligencia dental
5 (100%) 4 votos