Divorcio Gay2018-09-26T10:27:12+00:00

El divorcio gay en Valencia

ABOGADOS MATRIMONIALISTAS de Valencia. Consulta GRATUITA

Abogados y divorcio: cómo se desarrolla en una pareja homosexual

Divorciarse implica muchos factores importantes que tienes que conocer. Por esta razón, cuando hablamos de abogados y divorcio en Valencia, lo primero que debes tener en cuenta es cómo conseguir un buen asesoramiento.

El encargado de llevar todos los procedimientos sobre este tema es el abogado matrimonialista en Valenmcia. Pero ¿todos los matrimonios deben seguir el mismo proceso? Podemos decir que sí, aunque existe una diferencia a la hora de casarse.

Por esta razón, queremos hablarte sobre el divorcio gay en España. Para ello, te explicaremos cómo se desarrolló el matrimonio gay legalmente, la situación actual sobre el divorcio gay y uno de los temas más relevantes en estos casos: la adopción.

El matrimonio homoparental

matrimonio homoparental, abogados divorcios gaisEl divorcio en sí es un tema difícil de tratar, y los matrimonios homosexuales, al igual que los heterosexuales, también se terminan. Pese a que son muchas las parejas del mismo sexo que deciden casarse, algunas igualmente optan por divorciarse y la cantidad de personas que eligen separarse en los últimos años se va acrecentando.

La ley que aprueba en España el matrimonio gay fue promulgada en el año 2005 y determina que este enlace tiene las mismas consecuencias que el matrimonio heterosexual. Eso quiere decir que las personas del mismo sexo que quieran casarse también tienen responsabilidades dentro del matrimonio, derechos de herencia, de adopción y, cómo no, de divorcio.

Esta ley comprende la adaptación de una serie de términos a los diferentes artículos que se encuentran estipulados por del Código Civil. Estas variaciones reemplazan las alusiones al marido y a la mujer por la realizada a los consortes. De este modo, la expresión consorte es la de aquella persona que vaya a casarse con otra, sin considerar que sean o no del mismo sexo.

abogados divorcio valencia
FORMULARIO CONSULTA GRATUITA

ABOGADO MATRIMONIALISTA

, quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

Las parejas gais solamente se pueden casar por un procedimiento civil, no permitiéndose contraer matrimonio por la Iglesia. Esta unión se debe realizar en un juzgado o en el consistorio del municipio donde viva la pareja. Además, se hará ante el alcalde y un juez, siendo este último quien se haga cargo de su asiento en el Registro Civil.

Por tanto, y resumiendo, la diferencia legítima entre un matrimonio heterosexual y otro homosexual es que este último no puede llevarse a cabo de forma eclesiástica. En cuanto a consecuencias legales, ambos tipos de matrimonio tienen las mismas.

El divorcio gay en España

No obstante, pasados dos años tras la aprobación del matrimonio en España entre personas del mismo género, una gran cantidad de parejas decidieron divorciarse. A partir del año 2015, mientras cerca de 31600 matrimonios gais se han ido formando, otros 2700 han optado por el divorcio.

Consulte a un Abogado Experto en Divorcios

, quiero recibir notificaciones sobre mis consultas, propuestas, servicios, información relevante

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: ALITER ABOGADOS, S.L.. Finalidad: responder a su solicitud de información o pregunta. Enviarle información comercial sobre nuestros productos si lo autoriza. Legitimación: consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la Política de Privacidad.

El divorcio express

Uno de los medios menos traumáticos a la hora de separarse es el divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express. Es en esta parte en la que tendremos que intervenir acompañados de un procurador. Nuestras funciones son las de representar a ambas personas y elaborar un convenio en el que se regulen los acuerdos que hayan alcanzado las mismas. Expliquemos en qué consiste un divorcio express.

Primeramente, haremos alusión al hecho de que se desarrolla de la misma forma que un divorcio de matrimonio heterosexual. Por eso, los requisitos para iniciarlo son los siguientes:

1. Deben haber pasado, por lo menos, 3 meses desde que se celebró el casamiento.

2. Debe existir un acuerdo entre los cónyuges en cuanto a términos de divorcio se refiere, como por ejemplo la pensión compensatoria y el uso del hogar en el que vivían.

3. No importa si tienen hijos o no, así como la existencia o no de bienes para repartir.

Como consecuencia de este hecho, también es importante hablar sobre el papel que juegan los niños que han sido adoptados por uno de los cónyuges homoparentales.

A continuación, hablamos más detalladamente sobre los problemas que existen a la hora de adoptar.

En un divorcio, los hijos son los más perjudicados.

Abogados de Familia, Abogados Valencia

El matrimonio: la adopción homoparental

No podemos comprobar que una pareja gai pueda llegar a ofrecer a sus hijos una mala crianza. Por esta razón, en determinados países es posible que en estos casos se pueda adoptar.

En España, la situación se complica. Por una parte, la ley solamente reconoce la posibilidad de adoptar a aquellos matrimonios y parejas de hecho que son heterosexuales. Como consecuencia, los matrimonios del mismo género quedan excluidos de la opción de adoptar.

Por otra parte, la ley considera la posibilidad de que una persona, de forma individual, sin importar su orientación sexual, pueda adoptar a un menor. Por tanto, de forma indirecta sería posible la adopción, ofreciéndose esta oportunidad a las personas homosexuales.

La legislación podría ser calificada como ambigua. Para explicarlo, partiremos de dos puntos:

1. Reconocimiento de deberes y derechos que beneficien al niño.

La ley acepta, indirectamente, el derecho que tienen los homosexuales a adoptar y acoger a los menores. Sin embargo, no se reconocen los deberes y derechos en beneficio del niño cuando estos se protegen en los matrimonios heterosexuales.

2. Permanencia del menor en la familia

Como no está reconocido que puedan adoptar, en el momento en que el padre o la madre biológica fallecen o son incapacitados, no se garantiza la permanencia del menor en la familia en la que ha ido evolucionando y desarrollándose. Por esta razón, puede ser un perjuicio para el niño.

Con respecto a la crianza de niños en una familia homoparental, cabe destacar que en un estudio realizado en Estados Unidos se investigó acerca de los efectos que poseen los menores adoptados al ser educados por matrimonios homosexuales y heterosexuales. El estudio se realizó con 82 niños de entre 4 y 8 años. A estas familias se les hizo un seguimiento durante 2 años después de que adoptasen. En esta investigación, se elaboraron determinadas pruebas psicológicas a los menores cuyo objetivo eran el desarrollo intelectual y el de adecuación. Como resultado final, se concluyó que las capacidades intelectuales y las de adecuación eran las mismas en ambos casos.

¿Qué sucede con los niños después del divorcio gay?

Cuando una pareja heterosexual se separa, los hijos suelen ser las personas más perjudicadas. Pues lo mismo ocurre en un divorcio gay. Por eso, es muy importante que los padres establezcan un acuerdo lo más claro posible que normalice la relación que en el futuro vayan a tener con los hijos.

Para ello, se establece la custodia compartida o, en su defecto, la custodia por parte de uno de los progenitores. Además, se fija un régimen de visitas y la pensión de alimentos.

Estos requisitos tendrán que ser plasmados en un acuerdo regulador y presentarse en un juzgado. En un plazo de 3 meses, el juzgado llamará a los cónyuges para aprobar el convenio que regula el divorcioexpress.

Una vez que se haya hecho lo anterior, la fiscalía examinará el convenio con el objetivo de ofrecer a los menores una solución de bienestar y el juez dictará una resolución en la que aceptará el divorcio.

En el caso de que la pareja no llegue a ningún pacto, no se podrá llevar a cabo el divorcio de mutuo acuerdo. Por esta razón, solo se podrá tramitar por la vía del proceso contencioso.

Este tipo de divorcio se caracteriza porque es el juez quien decide en última instancia cómo se establecen las relaciones de la familia, según la sentencia que dicte.

La custodia compartida en Valencia

Son muchos los padres que demandan la custodia compartida como una salida justa en la que no deberían existir problemas entre los progenitores.

En todo caso, si se trata de una custodia única para uno de los padres o una custodia compartida por ambas personas, siempre prevalecerá el bienestar del menor. Esto significa que su bienestar estará sobre el interés que pueda llegar a tener cualquiera de los padres.

Como ejemplo de esta situación, te contamos una experiencia que vivió una mujer de Tenerife: a finales del año 2013 se otorgó la custodia compartida a una mujer lesbiana. El Tribunal Supremo sentó jurisprudencia con un dictamen que afectaba a una mujer homosexual que llevaba 4 años luchando en los tribunales. El fin de esta persona era que la Justicia aceptara sus propios derechos como madre aunque no fuese ella la que engendrase a sus hijas.

Esta mujer tiene tres hijas, pero el caso se centró en las más pequeñas que nacieron por reproducción asistida. Cuando nacieron fueron inscritas en el Registro Civil con los apellidos de su madre biológica. Por consiguiente, quisieron recurrir para enmendar ese error y poder registrarse con los apellidos de las dos, pero no lo consiguieron.

Dos años después decidieron divorciarse. Tras la ruptura, la madre no biológica tuvo que solicitar la relación de parentesco que tenía con las menores por vía judicial. En la resolución, el juez se basó en la Ley 14/2006, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, una norma que admite la filiación por parte de una mujer casada con otra.

Por suerte para el juez, simplemente bastaba con que hubiese una acreditación del consentimiento y voluntad de ambas mujeres para tener un hijo. Ese consentimiento quedó expresado en la clínica en la que se realizó la inseminación.

Además, la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida recoge que la voluntad de las partes es el principio que sirve para asignar la relación de parentesco, en este caso, de las pequeñas.

Después de todo lo expuesto, si decides divorciarte nuestros abogados de divorcio en Valencia te podrán asesorar sin ningún problema.

Divorcio Gay
5 (100%) 9 votos