Divorcio express en Aliter Abogados te podemos ayudar

alianzas rotas divorcio express

[ratings]

Es un hecho que cada vez hay más divorcios y menos bodas.
El “hasta que la muerte os separa” se ha convertido en algo obsoleto, en la actualidad, cuando una pareja desea disolver el matrimonio (con el divorcio) porque no funciona la relación y la situación es insostenible. La Ley 15/2005, de 8 de julio, por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, se adapta a la época y da respuesta a esta sociedad.

Después de casi 25 años de vigencia, la Ley del Divorcio de 1981 se pedía a gritos una reforma y así lo hizo el Gobierno de entonces aprobando la ley del divorcio express por su rapidez (unos tres meses) en situaciones de mutuo acuerdo.
En los motivos expuestos publicados en el BOE se encuentran que la reforma que se acomete pretende que la libertad como valor superior de nuestro ordenamiento jurídico, tenga su más adecuado reflejo en el matrimonio. Además de la reducción de los plazos, de los costes generados, de no tener que exponer los motivos de la ruptura y la fórmula de la custodia compartida cuando hay niños de por medio.

Procesos de separación

El proceso de ruptura de la pareja suele ser muy duro para ambos, puesto que supone un cambio completo del modo de vida. Contar con la máxima información es altamente recomendable para acabar cuanto antes con la situación y empezar de nuevo. Así que si has decidido que el divorcio es la solución, éstas son las claves para hacerlo de una forma rápida y sin problemas. Existe una serie de requisitos para poder acceder al divorcio express. El principal de ellos es que exista acuerdo entre ambos cónyuges, si no estaríamos hablando del tipo ‘contencioso’ y no habría opción a la vía rápida (divorcio express). También debe existir acuerdo en los términos de la disolución: guarda y custodia, régimen de visitas a los hijos, uso y disfrute del domicilio familiar, pensiones de alimentos y compensatoria, reparto de bienes gananciales… Si esto se cumple, podemos continuar con el procedimiento. Para ello hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Deberán haber transcurrido tres meses desde el matrimonio, sea civil o religioso. Excepcionalmente, se puede presentar la solicitud de divorcio express antes cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la liberal, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos de ambos, o de cualquiera de los miembros del matrimonio.
  • No es necesaria la separación previa para el divorcio express. Con esto se pretende agilizar el proceso de disolución del matrimonio y aliviar la carga de trabajo de los tribunales. La fórmula de la separación judicial se mantiene para quien la desee, aunque en la práctica está en vías de extinción. Ahora bien, si una de las partes solicita la separación y el otro cónyuge el divorcio, el juez concederá el divorcio.
  • Se deber haber tenido el último domicilio conyugal dentro del territorio español, o al menos uno de los cónyuges, aún en el caso de que el matrimonio se hubiese contraído en el extranjero, siendo indiferente la nacionalidad de los mismos.
  • No es necesario alegar ninguna causa ni citar motivo alguno por el que se haya llegado al divorcio.
  • No es imprescindible repartir los bienes comunes. Los solicitantes pueden optar por dejarlo para un momento posterior, lo cual no impedirá que los bienes que se adquieran tras la sentencia en la que se acuerde la disolución de la sociedad de gananciales, pertenezcan ya de forma privativa al cónyuge que los adquiera.
  • En el caso de que ambos cónyuges sean extranjeros, habrán de aportar certificación de la ley nacional aplicable emitida por la Embajada correspondiente. Si cumplís todos los requisitos exigidos para acogeros a la modalidad de divorcio exprés, es momento de iniciar el procedimiento. En primer lugar, se debe preparar y firmar en el despacho del procurador, un Convenio Regulador en el que deberán figurar, obligatoriamente, los acuerdos a los que se lleguen sobre los siguientes temas:
  • La determinación de la persona bajo cuya custodia han de quedar los hijos del matrimonio, y el régimen de visitas, comunicaciones y estancia con el progenitor que no viva habitualmente con ellos. Existe la posibilidad de fijar un régimen de guarda y custodia compartida.
  • La cantidad que se fija como pensión alimenticia a satisfacer a favor de los hijos del matrimonio.
  • Quién se queda la vivienda y demás propiedades familiares (muebles, coche).
  • La disolución de los bienes económicos matrimoniales o bien indicar en el Convenio Regulador que se pospone dicha liquidación para otra fecha (esta posibilidad se está empleando ahora con asiduidad por el tema de la crisis, para evitar malvender los bienes comunes).
  • En el caso de que sea necesario, la pensión que se fijará al cónyuge al que la separación le suponga un empeoramiento económico al de su situación anterior en el matrimonio, o la renuncia a su percibo cuando así se acuerde.
  • Con el convenio regulador ya cerrado, deberá obtenerse, en el registro civil del lugar donde ocurrió, un certificado literal de matrimonio y de nacimiento de los hijos si los hubiese (son gratuitos), así como un poder notarial a favor del abogado y del procurador contratados (que tendrá un coste aproximado de 35 a 60 euros).
  • Con todos los papeles en la mano, ya se puede presentar la demanda, con Aliter Abogados, que puede ser el mismo para los dos ya que son casos de mutuo acuerdo. Es aconsejable hacerlo en el Juzgado del último domicilio común o el del domicilio de cualquiera de los implicados, si ya viven por separado.
  • El juez nos pedirá que comparezcamos en el Juzgado para ratificar la demanda y el convenio, en el plazo de una o dos semanas desde la presentación. Normalmente citan por separado a los cónyuges para evitar conflictos. Si hay ratificación, el Juez examinará si el convenio regulador no es dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges. Si considera que no es justo (en todo o en parte), concederá un plazo de 10 días para proponer un nuevo convenio, limitado, en su caso, a los puntos que no hayan sido aprobados. Presentada la nueva propuesta o transcurrido el plazo concedido sin hacerlo, el Juez resolverá lo que estime oportuno, atendiendo siempre al interés familiar.
  • En el caso que haya hijos menores de edad, el Juez recabará un informe del Ministerio Fiscal. Oirá a los hijos si tienen suficiente juicio y son mayores de 12 años, trámite que se realizará de forma privada y respetando, en todo caso, el derecho a la intimidad del niño y la confidencialidad. Pero en el divorcio express de mutuo acuerdo es una práctica que no se lleva a cabo porque no hay necesidad de traumatizar al menor.
  • Finalmente se dicta sentencia, aproximadamente en dos-tres meses, dependiendo de la carga del Juzgado. La notificación pasará al Registro Civil para que se haga efectiva. Los e-divorcios ya son una realidad. Tras la proliferación de Internet y la apertura de la publicidad a los Abogados, las ofertas de servicios son innumerables, siendo el divorcio express una de ellas. Rápido, efectivo, cómodo y económico.
Divorcio express
3.67 (73.33%) 3 votos